Suman más de 200 muertos tras tsunami en el oeste de Indonesia

Indonesia admite que carece de sistema de alerta para tsunami volcánico

Compartir:

Un tsunami generado por la entrada en erupción del volcán Anak Krakatoa, en la costa oeste de Indonesia, ha dejado al menos 222 muertos, 843 heridos y 28 desaparecidos , informaron este domingo las autoridades locales.

Los científicos, incluidos los de la agencia de Meteorología y Geofísica de Indonesia, explicaron que el tsunami podría haber sido causado por deslizamientos de tierra debajo del mar luego de la erupción del volcán Anak Krakatoa, que se traduce como “Niño de Krakatoa”.


Por su parte, la Agencia de Meteorología, Climatología y Geofísica (BMKG) de Indonesia ha indicado que las fuertes olas no fueron causadas por un terremoto, sino que posiblemente habrían sido el resultado de la actividad volcánica en el monte Anak Krakatoa.

El volcán Anak Krakatoa se encuentra en el estrecho de Sunda, entre las islas de Java y Sumatra, que une el océano Índico y el mar de Java. Estalló unos 24 minutos antes del tsunami, dijo la agencia de geofísica.

Las localidades afectadas han sido Lampung Meridional (provincia de Lampung), Pandelang y Serang (provincia de Bantén).

Las imágenes que llegan desde el lugar, tras salir el sol, muestran la magnitud con la que golpeó el tsunami, con edificaciones destruidas y serios daños en la infraestructura vial, entre otros.

El portavoz de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNPB), Sutopo Purwo Nugroho, indicó que se habían confirmado 222 muertes y al menos 843 personas resultaron heridas. Los trabajadores de rescate todavía intentaban acceder a otras áreas afectadas.

Todas las víctimas son indonesias y el número podría incrementarse a medida que los equipos de emergencia acceden a las zonas afectadas que todavía no han recibido asistencia.

La BNPB señala que aún se están investigando las causas que provocaron el tsunami para “determinarlo con seguridad”.

Pero considera que habría sido originado por la “combinación” de un deslizamiento submarino de tierra consecuencia de la erupción de Anak Krakatoa y por las “marejadas provocadas por la luna llena”.

El turístico distrito de Pandeglang, a unos 100 kilómetros al oeste de Yakarta, es la zona más afectada con 164 fallecidos y 624 heridos, así como centenares de casas dañadas, hoteles, botes y vehículos.

Esta nueva catástrofe natural se produce apenas tres meses después de otro registrado en el país el día 28 de setiembre que dejó más de dos mil muertos.

Pero el tsunami más devastador hasta la fecha fue el que tuvo lugar el 26 de diciembre de 2004 en la isla indonesia de Sumatra y que causó unos 230 mil muertos en una docena de países.

Indonesia admite que carece de sistema de alerta para tsunami volcánico

Autoridades indonesia admitieron hoy que el país carece de un sistema para tsunamis originados por causas volcánicas, por lo que fue imposible prevenir a los habitantes del estrecho de Sunda, afectados anoche por un maremoto, sobre la amenaza que los acechaba.

Al menos 222 personas murieron y casi 850 resultaron heridas luego de que un tsunami golpeó la noche del sábado la costa del estrecho de Sunda, entre las islas de Java y Sumatra, por la erupción del volcán Anak Krakatoa, uno de los 127 que están activos en el archipiélago indonesio.

“No se advirtió sobre el tsunami del estrecho de Sunda porque Indonesia no tiene ningún sistema de alerta temprana para los tsunamis que no son causados por terremotos, como deslizamientos de tierra o volcanes en el mar”, indicó el portavoz de la Agencia Nacional de Mitigación de Desastres (BNPB), Sutopo Purwo Nugroho.

En un comunicado, el funcionario explicó que, de acuerdo con la Agencia de Meteorología, Climatología y Geofísica (BMKG), el tsunami fue generado por un deslizamiento de tierra submarino causado por la actividad volcánica del Anak Krakatoa, combinado con una inusual marea alta causa por la Luna llena.

El tsunami golpeó las áreas costeras del oeste de Banten y el sur de Lampung cerca de las 21:27 horas locales (14:27 GMT), destruyendo cientos de edificios y viviendas, barriendo con autos y arrancando árboles.

La proximidad del volcán con la costa dio a las autoridades muy poco tiempo para actuar y ordenar la evacuación de la zona y poner a salvo a la población.

De acuerdo con la más reciente actualización de la BNPB sobre la tragedia, al menos 585 casas fueron destruidas, mientras que nueve hoteles, 60 restaurantes y 350 embarcaciones resultaron con daños, según un reporte de la edición electrónica del diario The Jakarta Post.

Las áreas costeras más afectadas por el tsunami fueron las regencias de Pandeglang, Serang y South Lampung, un popular distrito turístico en Java, conocido por sus hermosas playas y su parque nacional, donde más de 160 personas murieron.

La PVMBG anunció a principios de esta semana que 20 volcanes en Indonesia habían estado mostrando actividad por encima del promedio habitual, incluido el monte Anak Krakatoa, que estaba bajo observación las 24 horas, junto con el monte Sinabung y el monte Siputan, ambos en el norte de Sumatra.

Un dramático video publicado en las redes sociales muestra el momento en que una enorme ola impacta repentinamente el escenario, donde el grupo de pop “Seventeen” ofrecía un concierto, lanzando a sus integrantes e inundando en segundos la zona donde se encontraba la audiencia.

En una publicación posterior en Instagram, el líder de la banda, Riefian Fajarsyah, confirmó entre lágrimas que el bajista y el manager del grupo perdieron la vida, mientras que su esposa estaba desaparecida.

Desde hace casi 24 horas, los equipos de búsqueda y rescate remueven los escombros en busca de sobrevivientes, aunque “la posibilidad de que alguien pueda seguir con vida es muy baja”, destacó el vocero de la Agencia Nacional de Mitigación de Desastres (BNPB).

El tsunami del sábado fue el último de una serie de tragedias que afectaron a Indonesia este año. En septiembre pasado, un terremoto de magnitud 7.4 golpeó la isla de Sulawesi, generando un tsunami en las ciudades de Donggala y Palu, que provocó la muerte de más de dos mil personas.

Indonesia es una de las naciones más propensas terremotos, erupciones y tsunamis, ya que se extiende sobre el llamado “Anillo de Fuego” del Pacífico, donde chocan las placas tectónicas, provocando actividad sísmica y volcánica de manera frecuente.

En 2004, un potente terremoto de 9.0 de magnitud en la isla indonesia de Sumatra provocó un tsunami en el océano Índico, que mató a 226 mil personas en 13 países, incluidas más de 160 mil en Indonesia.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...