Reportan soldados muertos y heridos por “fuego amigo” en Filipinas

Al menos 10 soldados murieron hoy “accidentalmente” y ocho resultaron heridos en un bombardeo de las Fuerzas Armadas Filipinas

Compartir:

Al menos 10 soldados murieron hoy “accidentalmente” y ocho resultaron heridos en un bombardeo de las Fuerzas Armadas Filipinas (AFP) en la sureña ciudad de Marawi, que desde la semana pasada está asedida por extremistas de un grupo afín al Estado Islámico (EI).

“El ‘fuego amigo’ de un avión de la Fuerza Aérea contra extremistas del grupo Maute en la ciudad de Marawi alcanzó ‘accidentalmente’ a varios soldados”, informó el secretario filipino de Defensa, Delfin Lorenzana.

En un discurso en un evento público en Mandaluyong City, en la región de la Gran Manila, Lorezana confirmó que 10 soldados murieron y otros 8 resultaron heridos en el lamentable incidente, , según reporte de la cadena informativa ABS-CBN.

“Es triste, pero a veces eso pasa… Tal vez la coordinación no fue correctamente hecha, así que atacamos a nuestro propio pueblo”, indicó el titular de la Defensa filipina, tras afirmar que el gobierno todavía está investigando qué causó el incidente.

El general de brigada Restituto Padilla, portavoz de las Fuerzas Armadas de Filipinas (AFP), informó en una conferencia de prensa posterior el incidente, aunque dio cuenta de 11 soldados muertos y siete lesionados a causa del “fuego amigo”.

“Uno de nuestros aviones SF-260, realizando ataque aéreo este día con éxito, golpeo su objetivo asignado en sus incursiones anteriores, sin embargo, lamentable la última ronda, por una razón desconocida y accidental, golpeó y causó la pérdida de vidas de nuestras fuerzas en tierra”, indicó Padilla.

Estamos profundamente entristecidos por lo ocurrido. Lloramos la pérdida de 11 de nuestros valientes heraldos de la paz y las lesiones que sufrieron otros siete, destacó el vocero militar.

Cuatro de las víctimas mortales eran miembros del 44 º batallón de infantería y otros del 15 batallón de infantería, precisó Padilla y agregó que las AFP constituirán una comisión especial de investigación para determinar las causas del incidente y saber si fue por una falla del equipo o un error humano.

Desde el 23 de mayo pasado, las fuerzas armadas llevan a cabo una operación militar por tierra y aires en Marawi para intentar desalojar a los rebeldes del grupo Maute, vinculados al extremista Estado Islámico (EI), de ciudad, que sigue bajo la ley marcial.

Pese a que alrededor del 90 por ciento de Marawi ha sido retomada por las fuerzas de seguridad, los rebeldes han mantenido una dura la lucha con rifles y munición robada de una comisaría de Policía, una cárcel y vehículo policiales, que asaltaron la semana pasada.

Milicianos de Maute se levantaron en armas la tarde del pasado 23 de mayo, después de que las Fuerzas Armadas llevaran a cabo una operación para capturar a Isnilon Hapilon, líder del grupo islamista Abu Sayyaf y del ala del EI en Filipinas.

De acuerdo con el más reciente reporte del Ejército filipino, al menos 164 personas han muerto por la violencia en Marawi, entre ellos 120 milicianos y 25 soldados, entre ellos dos oficiales, sin contar las bajas sufridas este jueves.

Compartir: