Rusia destruye última reserva de armas químicas de época soviética

'Se puede decir sin alardear que es realmente un acontecimiento histórico, teniendo en cuenta los arsenales de armas químicas que heredamos de los tiempos soviéticos, con los que se habría podido destruir varias veces toda la vida de la Tierra', dijo Putin

Compartir:

Rusia destruyó hoy su última reserva de armas químicas, heredada de la época de la Guerra Fría, lo que representa un “acontecimiento histórico y un paso enorme hacia un mundo más equilibrado y más seguro, consideró hoy el presidente Vladimir Putin.

“Se puede decir sin alardear que es realmente un acontecimiento histórico, teniendo en cuenta los arsenales de armas químicas que heredamos de los tiempos soviéticos, con los que se habría podido destruir varias veces toda la vida de la Tierra”, dijo Putin.

En videoconferencia desde la planta Kizner, en la república rusa de Udmurtia, en los Urales, donde se llevó a cabo el proceso, Putin destacó el hecho como histórico dada la enorme cantidad de armas químicas que Rusia heredó de la Unión Soviética, unas 40 mil toneladas de sustancias nocivas, según la agencia Sputnik.

Subrayó que Rusia cumple estrictamente todas sus obligaciones internacionales, incluso en el ámbito del desarme y la no proliferación de armas de destrucción masiva, sin embargo, dijo, Estados Unidos sigue retrasando la eliminación de su propio arsenal.

El jefe del Kremlin acusó a Estados Unidos de incumplir con sus obligaciones en la materia. “Ya han aplazado tres veces la fecha de la destrucción, incluso alegando falta de presupuesto”, recordó.

Rusia y Estados Unidos, que acumularon enormes reservas de armas químicas durante la Guerra Fría, se habían comprometido a destruirlas antes de abril de 2012, sin embargo Moscú prorrogó el plazo hasta diciembre de 2015 y luego hasta 2020, el cual adelantó hoy tres años.

No obstante, Estados Unidos fijó el calendario hasta el año 2023 como fecha máxima para destruir sus reservas.

Rusia destruyó este miércoles su última partida de armas químicas durante una ceremonia a la que asistió el presidente Putin y una delegación de la Organización Internacional para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ).

Rusia firmó el tratado en 1993 e inició un programa para eliminar su arsenal en 1996, lo que le permitió unirse a la OPAQ un año después.

Casi 200 países se adhirieron a la Convención de 1997, que prohíbe la investigación, la producción, el almacenamiento y la utilización de armas químicas.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...