Reportan primer ataque químico en batalla por ciudad siria de Mosul

Compartir:

Al menos 12 civiles resultaron heridos en el que podría ser el primer ataque con armas químicas que tiene lugar en la batalla en curso por el control de la ciudad de Mosul, en el norte de Irak, de donde alrededor de 14 mil personas huyeron sólo la víspera.

El ataque se produjo en dos puntos separados en una zona de viviendas en la parte este de esa ciudad, informó este viernes la Cruz Roja Internacional en Irak y puntualizó que aún se desconocía la sustancia utilizada pero que el incidente estaba siendo tratado como químico.

Médicos de la organización humanitaria denunciaron que dos morteros golpearon unas casas y las víctimas se quejaron de que tras la detonación percibieron un olor maloliente, pero poco después comenzaron a presentar síntomas de la exposición a un agente químico.

Las víctimas sufrieron de ampollas en la piel, enrojecimiento de los ojos, irritación, vómito y tos, indicaron y refirieron que entre los lesionados se encuentran un bebé de un mes de edad y un niño de 11 años, quienes tienen graves problemas respiratorios.

Hasta ahora se desconoce quien llevó a cabo el ataque, pero el uso de armas químicas está prohibido por el derecho internacional, aseveraron.

Según reportes de la prensa árabe, los morteros habrían sido disparados desde el oeste de Mosul, zona aún en manos de los combatientes del grupo radical Estado Islámico (EI), quienes estarían fabricando armas químicas con material que obtuvieron cuando ocuparon extensas áreas de Irak y Siria.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo estar al tanto del caso y aseguró que trabaja con el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) para documentar este incidente y otros similares que se llegasen a presentar.

Aclaró sin embargo que por el momento es el único que se ha registrado en Mosul en el marco de la ofensiva militar lanzada por el gobierno iraquí contra el grupo armado islamista.

La batalla por el control de esa rica ciudad petrolera es considerada como determinante para expulsar a los yihadistas de Irak, ya que es el último y mayor bastión urbano que mantiene el grupo en el país.

Los enfrentamientos en la ciudad se han intensificado en los últimos días, situación que llevó a unas 14 mil personas a huir de la ciudad sólo el jueves, la mayor ola de desplazados internos desde que comenzó la ofensiva el mes pasado, informó el Ministerio iraquí del Interior.

Agregó que el número total de desplazados del oeste de Mosul alcanzó los 46 mil desde que comenzó la ofensiva.

Compartir: