Reino Unido debió enviar tropas a Siria en 2013: Johnson

Compartir:

El ministro de Asuntos Exteriores de Reino Unido, Boris Johnson, afirmó hoy aquí que su país y Estados Unidos han cometido un “error” al no enviar tropas a Siria en 2013, tras el primer ataque con armas químicas atribuido al régimen de Bashar al Assad.

El uso de dichas armas había sido designado, en la época, como una “línea roja” que llevaría ambos países a intervenir militarmente en el país árabe, como ya habían hecho en Libia para derrocar la dictadura de Muammar Al Gaddafi.

“Estamos viviendo hoy con las consecuencias de aquella decisión”, dijo Johnson al final de una conferencia internacional sobre el futuro de Siria, en Bruselas.

El canciller británico reconoció que aún se desconocen los detalles del más reciente ataque químico, cometido ayer en la región de Idlib, causando la muerte de más de cien personas.

No obstante, afirmó que “todas las evidencias” que le han sido presentadas hasta el momento “apuntan para la responsabilidad del régimen Assad”.

El gobierno de Damasco es responsable por “la gran mayoría” de las más de 400 mil muertes registradas en Siria desde el inicio del conflicto, hace seis años, por eso es “absolutamente vital” que Al Assad deje el poder, sostuvo Johnson.

“Hay que buscar muy lejos en la historia para encontrar un tirano que ha permanecido en el poder en dichas circunstancias”, señaló.

Los representantes de 70 países, organizaciones internacionales y la sociedad reunidos en la conferencia condenaron el uso de armas químicas en Siria tanto por el gobierno como por el grupo extremista Estado Islámico (EI), y en particular el último ataque.

“El uso de armas químicas por todos y en todas partes debe cesar inmediatamente”, instaron en una declaración conjunta leída por la máxima representante de la diplomacia europea, Federica Mogherini.

También reafirmaron su determinación en “trabajar juntos para apoyar un futuro pacífico para todos los sirios en un país soberano, independiente y unido, donde todos los sirios podrán vivir en paz y seguridad”.

Para ello, es necesario una “solución política negociada entre las partes” y que “atienda a las aspiraciones democráticas del pueblo sirio”.

Mientras, los participantes reconocieron que las necesidades humanitarias, en particular de mujeres y niños, en Siria y en los países vecinos es “enorme” y se comprometieron con nuevas ayudas financieras.

No obstante, señalaron que el acceso de los convoyes humanitarios a todo el país es tan importante como tener recursos disponibles.

Compartir: