Propone Trump reducir impuestos a ricos, empresas y clase media

La reforma incluye cuatro pilares para simplificar el código fiscal, otorgar un aumento salarial a los trabajadores estadunidenses a través de recortes de impuestos, convertir a Estados Unidos en un magneto de empleos y buscar el regreso de capitales que salieron del país

Compartir:

El presidente Donald Trump y los republicanos salieron hoy al paso de su fracaso en derogar el Obamacare, develando un ambicioso plan de reforma fiscal que reduce la carga fiscal a los estadunidenses más ricos, a las empresas y a la clase media.

“Queremos una reforma fiscal que sea pro crecimiento, pro empleos, pro trabajadores y sí, una reforma fiscal que sea pro crecimiento”, dijo Trump al presentar la propuesta en Indiana, donde aseguró que el actual código fiscal de Estados Unidos es “ridículamente complejo”.

La reforma incluye cuatro pilares para simplificar el código fiscal, otorgar un aumento salarial a los trabajadores estadunidenses a través de recortes de impuestos, convertir a Estados Unidos en un magneto de empleos y buscar el regreso de capitales que salieron del país.

“Con un alivio y reforma fiscal significativos, crearemos un sistema más justo que empareje el terreno de juego, extienda las oportunidades económicas para los trabajadores, los pequeños negocios y las familias de clase media”, de acuerdo con la propuesta marco oficial.

La propuesta mantiene por ello algunas de las más populares deducciones que ha gozado la clase media durante décadas, en especial los descuentos por el pago de intereses en hipotecas inmobiliarias, una de las columnas para alentar la propiedad de casas en Estados Unidos.

El plan duplica la deducción estándar a 24 mil dólares por familia y 12 mil dólares a individuos, con el propósito de simplificar el código fiscal al evitar que los contribuyentes tengan que desglosar la lista de gastos elegibles a créditos fiscales.

En el mismo sentido, la propuesta elimina las siete categorías de impuestos con base en el nivel de ingresos y los reduce a sólo tres de 12, 25 y 35 por ciento. La disposición reduce en efecto la tasa fiscal de los estadunidenses más acaudalados del 39.5 al 35 por ciento, en caso de ser aprobada.

Para las familias con hijos, el plan propone incrementar el crédito fiscal para niños de los mil dólares, aunque no precisa una cantidad fija. Asimismo, crea un nuevo crédito fiscal para familias con dependientes adicionales, por ejemplo, los padres.

En caso de fallecimiento, la propuesta elimina tanto el impuesto por muerte como el castigo fiscal para los herederos.

La propuesta, contenida en un borrador marco de nueve páginas, sostiene que se eliminarán “numerosas” exenciones, deducciones y créditos para individuos, aunque no los detalla.

Tampoco aclaró la manera en que recuperará el gobierno federal los recursos que deje de obtener el fisco estadunidense.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...