Presidente de Korean Air muere en EUA tras destitución

Un ejecutivo de la aerolínea reveló en calidad de anonimato que Cho, de 70 años, había estado recibiendo tratamiento por una enfermedad pulmonar, desde fines del año pasado y su condición "empeoró rápidamente", después de que hace menos de dos semanas fue destituido, aparentemente por la conmoción y estrés.

Compartir:

Cho Yang-ho, presidente de Korean Air, la aerolínea más importante de Corea del Sur, falleció la víspera en Los Ángeles, Estados Unidos, víctima de una enfermedad crónica, días después de su destitución de la junta directiva por investigación sobre malversación de fondos y abuso de confianza, informó hoy la compañía.

Un ejecutivo de la aerolínea reveló en calidad de anonimato que Cho, de 70 años, había estado recibiendo tratamiento por una enfermedad pulmonar, desde fines del año pasado y su condición “empeoró rápidamente”, después de que hace menos de dos semanas fue destituido, aparentemente por la conmoción y estrés.

Korean Air, considerada entre las más importantes de Asia con operaciones en Europa, África, América, Óceania y Asia, subrayó que pondrá en marcha un sistema de administración de emergencia para mantener la operación de la compañía sin problemas.

El fallecimiento de Cho sucedió después de que la junta directiva de la compañía decidió destituirlo en una reunión de accionistas celebrada el 27 de marzo pasado, en medio de una serie de investigaciones contra él y su familia por abuso de confianza, mal comportamiento y maltrato a sus subordinados.

Cho Yang-ho, era el hijo mayor de Cho Choong-hoon, fundador del Grupo Hanjin, el décimo cuarto conglomerado más grande de Corea del Sur en términos de activos, en el que también fue presidente.

En mayo del año pasado, la esposa de Cho, Lee Myung-hee, fue convocada por la policía después de que ella supuestamente abusó física y verbalmente a los empleados de Hanjin.

Su hija mayor, Hyun-ah, tuvo notoriedad mundial por el caso “rabia por la nuez”, ocurrido el cinco de diciembre de 2014, cuando ordenó salir del avión al sobrecargo de un vuelo entre Nueva York y Seúl, debido le había servido una bolsa de nueces de macadamia sin abrir, en contra del protocolo en un vuelo de primera clase.

En tanto, la hija menor, Hyun-min, exejecutiva de Korean Air y Jin Air, fue investigada por arrojar, supuestamente, un vaso de agua al administrador de una agencia publicitaria durante una reunión en marzo del año pasado.

El hecho afecto la imagen de Korean Air, lo que condujo a la reducción de su rendimiento en 2018, registrando una pérdida neta de 167 mil 600 millones de wones (unos 147 mil 500 millones de dólares) el año pasado, en relación las pérdidas de 801 mil900 millones de wones (704 mil 700 millones de dólares) en 2017.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...