Presidente brasileño destituye a polémico ministro de Educación

Bolsonaro explicó en una entrevista con el canal TV Jovem Pan que la dimisión derivó básicamente "de la gestión. Lamentablemente el ministro (Vélez) no tenía esa experiencia. Allí fue acumulando una serie de problemas. La gente no puede dejar sangrando un ministerio que es importantísimo".

Compartir:

El presidente brasileño Jair Bolsonaro relevó hoy de su cargo al ministro de Educación, Ricardo Vélez Rodríguez, y anunció que lo reemplazará el profesor Abraham Weintraub.

Bolsonaro explicó en una entrevista con el canal TV Jovem Pan que la dimisión derivó básicamente “de la gestión. Lamentablemente el ministro (Vélez) no tenía esa experiencia. Allí fue acumulando una serie de problemas. La gente no puede dejar sangrando un ministerio que es importantísimo”.

Vélez estuvo la mañana de este lunes en el Palacio de Planalto para participar en una reunión con el presidente Bolsonaro, de la que salió por una puerta privada sin hacer comentarios a la prensa.

“Aprovecho para agradecer al profesor Vélez por los servicios prestados”, escribió asimismo el presidente en su cuenta de Twitter, en un mensaje escueto sobre el cambio en su gabinete, según la Agencia noticiosa Brasil.

Bolsonaro agregó que el nuevo ministro de Educación, Abraham Weintraub, tendrá libertad para elegir a sus asesores y montar su equipo.

“Él (Weintraub) es de la rama. Es profesor universitario, sabe generar y conversar”, apuntó el gobernante, al señalar que “todas las personas (de su equipo) serán elegidas por él. Incluso en mis indicaciones, tienen poder de veto”, afirm.

Weintraub fue profesor de la Universidad Federal de São Paulo (Unifesp) y ejecutivo del mercado financiero, actuó en el grupo Votorantim y fue miembro del comité de Trading de la BM & FBovespa.

En 2016, coordinó la presentación de una propuesta alternativa de reforma de la seguridad social formulada por los profesores de la Unifesp. Weintraub actúa como secretario ejecutivo de la Casa Civil, bajo el mando de Onyx Lorenzoni.

En poco más de tres meses, hubo más de diez despidos de puestos del alto escalón del Miisterio de Educación de Brasil y órganos vinculados. En el cambio más reciente, publicado en el Diario Oficial de la Unión, el gobierno dimitió a la jefa de gabinete del ministro, Josie Pereira, y el asesor especial Bruno Garschagen.

Para Bolsonaro, se requiere preparar a los estudiantes para la llamada Cuarta revolución industrial y su mercado de trabajo, y defendió que el profesor tenga más autoridad en el ambiente escolar. “Tenemos que encontrar una manera de que el profesor recupere la autoridad en el aula”, dijo.

En febrero pasado, Vélez causó indignación cuando dijo a la revista Veja que “el brasileño viajando es un caníbal. Roba cosas de los hoteles, roba el asiento salvavidas del avión; cree que sale de casa y puede llevarlo todo”.

Bajo su administración, el Instituto Nacional de Investigaciones y Estudios Educativos (Inep) creó una comisión para vigilar el Examen Nacional de la Enseñanza Media (Enem), usado para el ingreso a las universidades, e identificar “cuestiones con contenido ofensivo a las tradiciones”, lo que fue considerado un acto de censura y una amenaza a la seguridad de la prueba.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...