Ofensiva turca en Siria no es problema de EUA: Trump

Recordó que Estados Unidos "pagó mucho dinero" para que las fuerzas kurdas sirias lucharan junto a las tropas estadunidenses contra el grupo yihadista Estado Islámico

Compartir:

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sostuvo hoy que la operación militar turca contra las milicias kurdas en el noreste de Siria “no es su problema”, al defender su decisión de retirar a las tropas estadunidenses de la región.

“Si Turquía entra en Siria, es un problema entre Turquía y Siria. No es nuestro problema”, dijo Trump a la prensa durante una reunión en el Despacho Oval con su homólogo italiano, Sergio Mattarella, de visita en el país para afianzar las relaciones bilaterales.

El jefe de la Casa Blanca restó importancia a la alianza de Estados Unidos con los kurdos y recordó que Estados Unidos “pagó mucho dinero” para que las fuerzas kurdas sirias lucharan junto a las tropas estadunidenses contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Destacó que imponer sanciones a Turquía sería mejor que involucrarse en un conflicto en la región y declaró que los kurdos “no son unos ángeles” y “saben cómo luchar” para responder a la ofensiva turca.

“Si Rusia quiere involucrarse con Siria, eso depende de ellos. Tienen un problema con Turquía. Tienen un problema en una frontera. No es nuestra frontera, no deberíamos perder vidas por eso”, enfatizó Trump, según el diario estadunidense The Hill.

“No somos un agente policial. Es hora de que nos vayamos a casa”, recalcó Trump, que calificó su decisión de retirar las fuerzas estadunidenses de la zona fronteriza de “estratégicamente brillante”.

Según el mandatario, las tropas estadunidenses ya están “en gran parte” fuera de la zona de Siria, donde las fuerzas turcas están llevando a cabo su ofensiva contra las milicias kurdas, consideradas terroristas por Ankara.

Las declaraciones de Trump tienen lugar un día antes de que el vicepresidente y secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pence y Mike Pompeo, respectivamente, se reúnan en Ankara con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, en un intento de negociar un alto al fuego en el noreste de Siria.

Turquía lanzó el pasado 9 de octubre su denominada “Operación Fuente de Paz” contra las milicias kurdas en el noreste de Siria con el objetivo de alejar a los “terroristas” de la frontera turca y establecer una zona segura para acoger a los miles de refugiados sirios que permanecen en territorio turco.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...