Nueva Zelanda entierra a las víctimas de la masacre de Christchurch

Familiares de las víctimas comenzaron a enterrar a sus deudos cinco días después de la masacre en las dos mezquitas de Christchurch, en la que murieron 50 personas.

Compartir:

Los funerales de las víctimas mortales del ataque terrorista contra dos mezquitas de la ciudad de Christchurch, en Nueva Zelanda, comenzaron este miércoles, informaron medios locales.

Familiares de las víctimas comenzaron a enterrar a sus deudos cinco días después de la masacre en las dos mezquitas de Christchurch, en la que murieron 50 personas.

Algunas de las víctimas han sido sepultadas en el Cementerio del Parque Memorial, que se encuentra cerca de una de las mezquitas en las que tuvo lugar el ataque.

Kahled y Hamza Mustafa -padre e hijo- han sido las primeras víctimas, de un total de 50, en ser enterradas. Ambos habían llegado a Nueva Zelanda provenientes de Siria tan sólo unos meses antes, de acuerdo con The New Zealand Herald.

Zaid Mustafa, sobreviviente del tiroteo, miró desde su silla de ruedas cuando su padre y su hermano fueron enterrados la tarde de este miércoles.

El joven de 13 años resultó gravemente herido cuando el asaltante armado irrumpió en la mezquita de Al Noor el viernes, abriendo fuego indiscriminadamente contra los fieles.

Zaid estaba orando con su padre, Khaled, y su hermano, Hamza, cuando la mezquita de Deans Ave fue atacada.

Los entierros coincidieron con la visita que la primera ministra, Jacinda Ardern, realiza este miércoles a Christchurch, donde se reunió con familiares, estudiantes de escuelas que perdieron alumnos y el personal del centro sanitario de emergencias creado para hacer frente a la masacre.

“Necesito la ayuda de todos ustedes. Si queremos sentir que hacemos algo para marcar diferencias, muestren cariño, ayuden y cuidense unos a otros”, pidió Ardern a un grupo de estudiantes.

“Pero también hacer que Nueva Zelanda sea el lugar que es, donde no hay tolerancia al racismo. Esto son cosas que todos podemos hacer”, añadió.

Hasta este miércoles, 27 cuerpos han sido identificados por los forenses y doce de ellos entregados a sus parientes para que fueran sepultados.

La mayoría de víctimas mortales son migrantes musulmanes, refugiados y residentes de países como Pakistán, Bangladesh, India, Turquía, Kuwait y Somalia, entre otros.

Los ataques también dejaron medio centenar de personas heridas, de los cuales 30 se encuentran en el hospital de Christchurch. Nueve de ellos están en estado crítico. Un niño de cuatro años fue trasladado a un hospital de Auckland en estado crítico.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...