En adicción a drogas somos el mercado: EU

El funcionario estadounidense y John Kelly, secretario de Seguridad Nacional, sostienen reunión con Luis Videgaray y Miguel Osorio. Acepta que la alta demanda de drogas en la Unión Americana es una de las principales responsables de la devastadora cantidad de muertes en Estados Unidos y de la narcoviolencia en México

Compartir:

Rex Tillerson, secretario de Estado de EU, aseguró que su país y México han identificado nuevas estrategias para atacar el modelo de negocios de los cárteles de las drogas, luego del encuentro de alto nivel con su contraparte mexicana en esta capital.

Tillerson adelantó cambios en la asistencia que Estados Unidos brinda a México a partir del análisis y la evaluación sobre estas organizaciones criminales, si bien el canciller mexicano Luis Videgaray dejó en claro que no hubo acuerdos y las estrategias específicas aún están en desarrollo.

“Hoy identificamos nuevas estrategias para atacar el modelo de negocios de estas organizaciones criminales multimillonarias, con especial énfasis en el flujo de efectivo y el flujo de armas”, indicó Tillerson en la conferencia de prensa conjunta con Videgaray al término del encuentro en el Departamento de Estado.

Adelantó que su gobierno trabajará con México “para reorientar la asistencia sobre la mejor manera de interrumpir el modelo de negocios de los traficantes. Atacaremos sus medios de producción, sus redes de distribución transfronterizas, su flujo de efectivo y su adquisición de armas”.

“Los esfuerzos de la administración Trump para combatir la demanda de estas devastadoras drogas y la actividad criminal y el tráfico de drogas en la frontera mexicana y en otros lugares apenas ha comenzado”, apuntó.

Reconoció que los estadunidenses deben confrontar la realidad de que su país es el mercado de estos productos, y que el insaciable apetito es la razón detrás del constante flujo de drogas provenientes de diversos rincones del mundo.

“Nosotros como estadunidenses, padres y amigos de aquellos que se convierten en adictos o que aspiran a serlo, también debemos adoptar nuevos enfoques. Nosotros, los estadunidenses, debemos poseer este problema. Es nuestro”, precisó.

Tillerson se refirió al asesinato del periodista mexicano Javier Cárdenas y dijo que su muerte es un claro resultado de la violencia generada por la operación de los cárteles de las drogas.

MÉXICO Y EU COINCIDEN QUE DEBEN ATACAR NARCOTRÁFICO COMO UN EQUIPO

México y Estados Unidos coincidieron en la urgencia de realizar un esfuerzo binacional más equilibrado e integral en el combate al crimen organizado, al concluir un encuentro bilateral de alto nivel para analizar el problema.

En conferencia de prensa conjunta con Tillerson, el canciller mexicano Luis Videgaray caracterizó el encuentro como uno de análisis, de diagnósticos compartidos y de reconocer la necesidad de atacar todos los eslabones de este modelo de negocios criminal.

“Hoy damos un paso más en la construcción de una nueva relación bilateral entre México y Estados Unidos. Hemos dado un paso muy importante al establecer de manera conjunta un diagnóstico y sobre todo un compromiso de trabajar los dos gobiernos como un equipo”, dijo al concluir el primer diálogo de alto nivel México-Estados Unidos sobre crimen trasnacional.

“Si bien no fue una reunión en la que hayamos alcanzado nuevos acuerdos o donde se hayan todavía desarrollado estrategias específicas, sí es una reunión en la que logramos tener coincidencias fundamentales en la naturaleza del problema”, precisó.

El funcionario consideró que frente a la coyuntura actual se requiere un cambio en la manera de pensar frente al problema de las drogas, para lograr un trabajo conjunto más efectivo en términos de resultados y cooperación.

“Tenemos que superar la asignación mutua de culpas, el señalamiento recíproco. Si los gobiernos de México y Estados Unidos discuten quién es el responsable, quién está en falta, quién es el responsable, el único que gana es el crimen organizado”, advirtió.

Por su parte, el secretario de Gobernación de México, Miguel Ángel Osorio Chong, dijo que ambos países requieren acciones más contundentes en sus respectivos territorios contra estos grupos a fin de hacer más equilibrados los esfuerzos.

Dijo que ambos países han reconocido la necesidad de atender toda la cadena de distribución de drogas y combatir las redes criminales que operan en ambos lados de la frontera, y cuyo costo se traduce en pérdida de vidas, ya sea por el consumo en Estados Unidos o el combate de estos grupos criminales en México.

“Hemos expuesto nuestra visión y experiencia en el combate al crimen organizado y derivado de ello ambos países hemos coincidido en la urgencia de avanzar hacia un esfuerzo binacional más equilibrado e integral en el combate de esta actividad delictiva”, dijo en conferencia de prensa.

Advirtió que si no se logra una coordinación bilateral efectiva y la confianza en el compartimiento de información, “no podremos avanzar”.

“Creo que es una reunión que nos da un buen camino hacia el combate de uno de los temas más importantes de nuestra relación”, precisó.

Osorio dijo que su gobierno reconoce la disposición, apertura y decisiones de Tillerson y del secretario de Seguridad Interna (DHS), John Kelly, para explorar nuevos esquemas para atender el problema, y aseguró que la visión de ambos es una es esfuerzos compartidos “y un amplio espíritu de colaboración”.

Compartir: