‘No existen instituciones en Venezuela’, denuncia cardenal l Baltazar Porras

El arzobispo de Mérida aseguró que sus connacionales “se sienten totalmente desasistidos”, ante lo cual sólo cuentan con su voz y su cuerpo, de allí las protestas y “esa cantidad de muertes absurdas que están sucediendo” en el país

Compartir:

El cardenal Baltazar Porras advirtió que “la incertidumbre reina” en su natal Venezuela y ya “no existen instituciones” porque el gobierno decidió quitarle poder a la Asamblea Nacional y a la Fiscalía General para manejar “todo discrecionalmente”.

El arzobispo de Mérida aseguró que sus connacionales “se sienten totalmente desasistidos”, ante lo cual sólo cuentan con su voz y su cuerpo, de allí las protestas y “esa cantidad de muertes absurdas que están sucediendo” en el país.

“Y las muertes silenciosas producto del hambre, de la desnutrición, tanto en niños como en ancianos, que no se cuentan y no tienen tanto cartel periodístico como las que hemos visto estas semanas, que se trata directamente de asesinatos porque no merecen otro calificativo”, afirmó.

Denunció un constante empeoramiento de la situación que ha llevado a todas las instancias internacionales, incluso a los expresidentes facilitadores del diálogo entre el gobierno del presidente Nicolás Maduro y la oposición, a estar de acuerdo en marcar que el actual camino en el país “no es el correcto”.

“Se quiere centrar todo en la política y la gente está padeciendo mucho el hambre, no hay medicinas, no hay ayuda sanitaria, para cualquier intervención quirúrgica hay que llevar todos los instrumentos y esperar a ver si es posible acceder al servicio”, indicó.

Imploró porque se imponga la sensatez y que el gobierno logre entender cuáles son los reclamos de la gente.

Más adelante defendió la actuación del Papa ante la crisis venezolana sosteniendo que “ha hecho mucho, todo lo que ha podido”, al igual que el Vaticano. Denunció que se pretende “sacar de quicio las cosas”, tratando de sugerir que el pontífice apoya a Maduro cuando resulta claro que su postura es la misma que la de los obispos.

Recordó que el 8 de junio pasado, cuando la cúpula de la Conferencia Episcopal Venezolana se reunió con el obispo de Roma en el Vaticano, Francisco les dijo claramente que detrás de sus palabras como pastores iba a estar siempre el apoyo del Papa.

“Pero por algo nos pusieron a nosotros allá, para que estemos en el frente de los acontecimientos”, estableció el purpurado.

“Hay cierto desespero porque como no hay de dónde agarrarse y la Iglesia como institución es la que tiene la mayor credibilidad en el país, entonces se espera que la gente diga: La Iglesia es la que tiene la solución. Pero nosotros sólo tenemos la palabra, el querer ser fieles al mensaje de Jesús de servir”, abundó.

Aseguró que no le sorprende el giro tomado por la fiscal general venezolana, Luisa Ortega, la cual enfrenta un juicio en su contra luego de conducir fallos contrarios a los intereses del gobierno. Si a alguien le toca defender la institucionalidad y no lo hace, es demasiado evidente, subrayó.

Recordó que prácticamente todos los fiscales del país salieron en apoyo de la fiscal, porque no se puede interpretar la ley día a día según la propia conveniencia; Por eso -siguió- la sensatez llega en algún momento y así ocurrió en la fiscalía.

Anticipó que de aprobarse la Asamblea Constituyente que impulsa Maduro y esto generara violencia, la responsabilidad de la Iglesia sería la de tratar de apaciguar los ánimos, para hacer saber a todos que no se trata de eliminarnos los unos a los otros.

“Hay muchas cosas que hacer, hay un problema político, pero también un problema social y de valores. Nosotros lo hemos señalado varias veces, aquí no se trata de ‘quítate tú para ponerme yo’, no se trata de una revancha, se trata de que todos los venezolanos tenemos derecho a vivir y a convivir”, ponderó.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...