Negociaciones para formar gobierno en Alemania se extienden al lunes

Tanto Merkel como Schulz apuntaron a primera hora del día avances logrados el sábado, pero detalles pendientes de cerrar este domingo, insinuando que las negociaciones se prolongarían

Compartir:

Los negociadores que intentan reeditar un gobierno de Gran Coalición para Alemania fracasaron en cerrar hoy los detalles del próximo mandato, a pesar de que el plazo que tenían para ello vencía este domingo, por lo que las conversaciones se prolongarán hasta mañana lunes.

La conservadora Unión Democristiana (CDU) de la canciller federal alemana Angela Merkel, su socio bávaro el partido Unión Social Cristiana (CSU) y el Partido Socialdemócrata (SPD) de Martin Schulz siguen sin lograr un acuerdo en cuestiones de política de salud y laboral.

Las expectativas de alcanzar un acuerdo eran altas después de que los negociadores cerraron a comienzos de la semana un pacto sobre política migratoria, que era uno de los temas que más separaba a las formaciones.

Otros temas espinosos como las demandas de los socialdemócratas de terminar con la diferencia entre seguros de salud públicos y privados o la de poner fin a los contratos de trabajo temporales injustificados están retrasando las conversaciones.

Tanto Merkel como Schulz apuntaron a primera hora del día avances logrados el sábado, pero detalles pendientes de cerrar este domingo, insinuando que las negociaciones se prolongarían.

Los negociadores avanzaron este domingo en temas como la vivienda y el alquiler. “Las familias jóvenes más desfavorecidas recibirán apoyo de mil 200 euros por hijo”, dijo el ministro de Economía de Baja Sajonia, Bernd Althusmann. El costo de la medida se estima en 440 millones de euros.

Además, las partes acordaron medidas efectivas para frenar el aumento del precio de los alquileres en grandes ciudades y para aumentar la disposición de terreno para la construcción de viviendas.

El sábado se cerraron acuerdos sobre clima, energía y agricultura, por ejemplo para aumentar la movilidad eléctrica en las ciudades, pero evitando prohibir los automóviles diésel más contaminantes.

Alemania espera con tensión el anuncio del cierre de un acuerdo de gobierno que ponga fin al periodo más largo de la historia del país sin ejecutivo. Desde las elecciones del 24 de septiembre, que ganó Merkel pero sin recabar el apoyo necesario para gobernar, el país europeo sólo tiene un gobierno en funciones.

Primero la CDU de Merkel intentó cerrar un gobierno con los Verdes y los Liberales (FDP), pero las negociaciones fracasaron. El SPD, que en un primer momento había anunciado su deseo de permanecer en la oposición, cambió de parecer tras la intervención del presidente alemán, Frank Walter Steinmeier, para evitar nuevas elecciones.

Pese a que en los comicios de septiembre obtuvo el menor apoyo de su historia, con poco más del 20 por ciento de los votos, castigado por gobernar con los conservadores en los últimos cuatro años, los socialdemócratas accedieron a sondear un nuevo gobierno de Gran Coalición, aunque en medio de una fuerte división interna.

Y en el caso de lograr cerrar un acuerdo de Gran Coalición, aún queda pendiente superar muchos escollos para que Alemania tenga gobierno. Primero, los negociadores deben presentar ese acuerdo a las cúpulas de los partidos, que tienen que aprobarla.

Una vez hecho esto, el SPD lo someterá a votación vinculante de sus casi 450 mil militantes. Si estos no lo aceptan, no habrá gobierno. Por ello todo indica que Alemania seguirá aún uno o dos meses sin ejecutivo.

Incluso cuando lo haya, las negociaciones podrían dejar al SPD muy dividido y debilitado: dentro del partido hay cada vez más reparos por el papel de Schulz como ministro y vicecanciller, apuntan algunos medios alemanes, lo que podría desembocar en una nueva crisis.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...