Mujeres deben de ganar menos: Euro-diputado

Janusz Korwin-Mikke, podría ser sancionado por el Parlamento Europeo, por sus declaraciones ante el pleno de la Eurocámara, de que las mujeres deben cobrar menos que los hombres porque son menos inteligentes

Compartir:

El eurodiputado polaco Janusz Korwin-Mikke, podría ser sancionado por el Parlamento Europeo, por sus declaraciones ante el pleno de la Eurocámara, de que las mujeres deben cobrar menos que los hombres porque son menos inteligentes. Korwin-Mikke expresó lo anterior en un debate sobre la brecha salarial.

El Parlamento Europeo decidió abrir una investigación al respecto y se informó que la sanción puede ir desde una reprimenda hasta una multa y una suspensión temporal.

A su vez, la eurodiputada socialista española Iratxe García, manifestó a Korwin-Mikke, que “sé que le duele y le preocupa que hoy las mujeres podamos estar representando a los ciudadanos en igualdad de condiciones con usted”.

Agregó que ella defiende a las mujeres europeas de hombres como él y que Korwin-Mikke “no solo ha insultado a las mujeres, sino a la inteligencia humana”.

A una semana de que se celebre el Día de la Mujer, Iratxe García consideró que “la libertad de expresión tiene límites que están en el respeto de los derechos humanos”.  También reclamó una sanción para el eurodiputado polaco, petición que hizo formalmente en el pleno el presidente de los socialistas europeos, Gianni Pittella.

La eurodiputada checa Vera Jourová, reconoció el año pasado ante la Eurocámara en el Día de la Mujer, que alcanzar la igualdad entre hombres y mujeres en la Unión Europea llevará 70 años.

Asimismo, reconoció que “todavía hay desigualdades que persisten” como que “cada hora de trabajo es un 16 por ciento mayor en salario en el hombre que en la mujer, teniendo además esta que dedicar más tiempo al hogar y a los hijos que los hombres”.

Si la investigación termina en castigo, sería la segunda vez que Korwin-Mikke, de 74 años, resulte sancionado por la Eurocámara.

Cabe recordar que en 2015, Korwin-Mikke fue obligado a pagar una multa de 3.060 euros y se le privó durante diez días de toda actividad parlamentaria, junto al eurodiputado italiano de la ultraderechista Liga Norte Gianluca Buonanno, por efectuar el saludo nazi en una intervención parlamentaria.

Antes, el ultra polaco ya había llamado la atención por expresiones tales como referirse a los inmigrantes como “basura humana”.

Compartir: