Miles de nicaragüenses honran a menores muertos por represión

Los manifestantes, portando flores blancas, globos, muñecos, pancartas y banderas nicaragüenses, marcharon de manera pacífica la mañana de este sábado

Compartir:

Miles de personas, incluidas familias enteras, participaron hoy en la Marcha de las Flores en Nicaragua, en honor a 21 niños y adolescentes muertos por la represión gubernamental, en un movilización que quedó marcada por un ataque armado que dejó al menos nueve heridos.

Los manifestantes, portando flores blancas, globos, muñecos, pancartas y banderas nicaragüenses, marcharon de manera pacífica la mañana de este sábado, mientras cientos de personas en otros países se sumaron a una Vigilia Mundial por las más de 200 víctimas de la represión e impunidad en Nicaragua.


La Marcha de las Flores inició a las 10:00 horas locales (16:00 GMT) en la Plaza de las Victorias, donde los nicaragüenses comenzaron a caminar en memoria de los 21 niños y adolescentes que han perdido la vida desde el pasado 18 de abril, cuando iniciaron las protestas contra el presidente Daniel Ortega.

A su paso por las calles de la capital Managua, andando, en motocicletas, en bicicletas y en vehículos, los nicaragüenses coreaban frases de repudio a la represión y otras para exigir la renuncia de Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, como “que se vayan, que se vayan”.

“El pueblo unido, jamás será vencido”, gritaban los manifestantes a una sola voz, además entonaron el himno nacional y varias canciones como “Nicaragua mía”, de acuerdo con reportes del periódico local La Prensa y del canal de televisión independiente 100% Noticias.

La prensa nicaragüense dedicó amplios espacios a la masiva movilización, que “demuestra la valentía de un país que no quiere vivir más en la dictadura”, pues hombres, mujeres, niños y adultos mayores marcharon para expresar su repudio por el régimen Ortega-Murillo.

Los manifestantes exigieron justicia para las más de 200 víctimas –incluyendo los 21 menores- de la represión del gobierno y de los ataques de grupos paramilitares que han actuado bajo la complacencia del presidente, demandaron la dimisión de la pareja en el poder y la celebración de elecciones democráticas.

La movilización, convocada por organizaciones cívicas, contó además con la presencia de los representantes de las misiones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y de la Comisión Interamericana Derechos Humanos (CIDH) que observan la situación en Nicaragua.

La Marcha de las Flores culminó después del mediodía en la rotonda Jean Paul Genie, donde el cantautor nicaragüense Carlos Mejía Godoy interpretó sus sones, poco después de que se colocaron flores y fotografías de los menores asesinados y se guardó un minuto de silencio en su memoria.

Los reportes disponibles hasta ahora sólo dan cuenta de un ataque armado perpetrado contra los manifestantes, en el cual resultaron con heridas unas nueve personas y, aunque no se ha corroborado, se habla de al menos un muerto, un hombre de 20 años que habría recibido un disparo en la cabeza.

La Brigada de Intervención Rápida informó que el ataque tuvo lugar durante la Marcha de las Flores desde el costado oeste de la rotonda Jean Paul Genie y que los agresores fueron hombres encapuchados y armados, que se sospecha son paramilitares.

Según la brigada, los agresores invadieron temprano esta mañana una propiedad del Grupo Coen y desde allí efectuaron los disparos contra los manifestantes.

La CIDH se pronunció a través de su cuenta en la red social Twitter, recordando al Estado de Nicaragua que el derecho a manifestarse constituye un elemento fundamental del derecho a la libertad de expresión de todo ciudadano.

Mientras se desarrollaba la marcha en Nicaragua, ciudadanos en varios países de América, Asia y Europa participaron en la “Vigilia Mundial” en honor a las víctimas de Nicaragua y en rechazo a la violencia contra la población civil por parte del gobierno y grupos afines.

El Salvador, Estados Unidos, Paraguay, China, Alemania, Austria, Finlandia, Francia y Noruega, son algunas de las naciones donde este sábado se mostró solidaridad hacia el pueblo nicaragüense, se expresaron fuertes condenas hacia el presidente Ortega y se exigió el fin de la represión.

En tanto, en República Dominicana, durante la LI Reunión de Jefes de Estado y de Gobierno del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), el secretario general del bloque, Vinicio Cerezo, llamó este sábado al diálogo para poner fin a la violencia en Nicaragua, “no queremos seguir lamentando más muertes”, dijo.

En el encuentro realizado en Santo Domingo, el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, demandó al SICA asumir un papel más activo en la búsqueda de una salida negociada a la crisis sociopolítica de Nicaragua

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...