México inmerso en boom del turismo global

Compartir:

Merced a la debilidad del peso frente a las grandes divisas internacionales, que abarata las estancias para los extranjeros; la fortaleza de la economía estadounidense, país del que proceden las dos terceras partes de los visitantes, y el incremento de las conexiones aéreas con los principales mercados emisores (la Unión Americana, Canadá, Europa y el resto de América Latina), la industria turística mexicana atraviesa el mejor momento de su historia.

En consecuencia, la llamada “industria sin chimeneas” se ha erigido como el principal motor de una economía que empieza a dar signos de estancamiento.

Sobre el particular, Francisco Madrid Flores, director de la Facultad de Turismo y Gastronomía de la Universidad Anáhuac, ha referido que el sector turístico mexicano vive un muy buen momento.

“El sector turístico mexicano vive un muy buen momento, hasta el punto de que el año pasado se superaron nuestras expectativas”, abundó quien es considerado uno de los mayores expertos del ramo.

Por su parte, Gloria Guevara, ex titular de la Secretaría de Turismo (Sectur), dice ver un impulso para el turismo interior.

Es decir, que en lugar de viajar a Estados Unidos, muchos mexicanos optarán, en los próximos años, por quedarse en casa.

“Están empezando a no ir para evitar exponerse a un maltrato o una mala experiencia, y por apoyar a su país en la nueva coyuntura.

“Y eso será un impulso para el turismo interior”, refirió Guevara.

Ello, en alusión al momento de fuerte zozobra por el impacto potencial de la era de Donald Trump en la presidencia de Estados Unidos.

Así las cosas, tomando en cuenta que las llegadas de visitantes extranjeros crecieron casi un 9% en 2016, hasta los 35 millones de personas, mientras la entrada de divisas por el concepto en referencia repuntó un 10%, y el saldo de la balanza turística (ingresos menos egresos de dólares) mejoró en un 22% gracias al incremento mayor de los arribos que las salidas de mexicanos al exterior, México ha logrado engancharse a tiempo al boom del turismo global.

Compartir: