Marcarán juicios contra Cristina Fernández elecciones en Argentina

Compartir:

Las elecciones presidenciales del próximo año en Argentina estarán marcadas por los juicios en contra de la ex presidenta Cristina Fernández, acusada de corrupción y quien podría volver a buscar la candidatura a la Casa Rosada.

En el primer juicio, que comenzará el 26 de febrero próximo, Fernández está imputada como jefa de una asociación ilícita que otorgó millonarios contratos de obras públicas a cambio de sobornos.


Según la acusación, la ex gobernante otorgó obras viales a favor de Lázaro Báez, un empresario que fue amigo personal del fallecido expresidente Néstor Kirchner y que se enriqueció bajo su mandato y el de su esposa y sucesora.

Austral Construcciones, la empresa de Báez, quien se encuentra actualmente en prisión, fue beneficiada con 52 contratos de obras viales en la patagónica provincia de Santa Cruz por un monto de 46 mil millones de pesos (1.2 mil millones de dólares) durante los gobiernos kirchneristas (2003-2015).

El juez Julián Ercolini, quien investigó este caso y solicitó su elevación a juicio oral y público, sospecha que parte de los millonarios fondos públicos que recibió Báez regresaron a manos de los Kirchner, quienes presuntamente “lavaron” el dinero a través de empresas hoteleras e inmobiliarias.

Apenas cuatro meses después del inicio del juicio, Fernández tendrá que confirmar si volverá a buscar o no a la presidencia de Argentina, ya que el 22 de junio próximo vence el plazo para el registro de los precandidatos.

Para entonces ya tendrá fecha de inicio otro juicio en su contra y en el que se le imputa un “perjuicio a la administración pública” por un monto de tres mil 500 millones de dólares al haber autorizado la venta anticipada de divisas durante su último año de gobierno.

Cuando anuncie si será o no candidata, también estará ya en marcha otra investigación en la que se le acusa de haber pactado con Irán la impunidad de ciudadanos de ese país acusados del atentado más grave sufrido en Argentina, ocurrido en 1994.

A estos tres juicios se le podrían sumar por lo menos otros dos en los que ya está procesada por los casos denominados “Hotesur” y “Los Sauces”, nombres de empresas inmobiliarias y hoteleras de la familia Kirchner.

En ambos casos, se le acusa a la ex mandataria de haber encabezado una asociación ilícita para otorgar contratos de obras públicas a empresarios amigos a cambio de sobornos que eran “lavados” a través de las empresas familiares.

Aunque finalmente decida no postularse, los juicios contra Fernández influirán en las campañas, ya que por lo menos el 30 por ciento de los argentinos nunca votaría al kirchnerismo ni a sus candidatos, principalmente con el argumento de que fueron gobiernos corruptos.

Sin embargo, a otro 30 por ciento no le importan los escándalos por corrupción y creen, tal y como dice la ex presidenta, que los juicios forman parte de una campaña del gobierno de Mauricio Macri, apoyada por los medios, para perseguirla judicialmente e impedir que vuelva a buscar la presidencia.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...