La Suprema Corte de El Salvador ordena a Bukele no usar al Ejército

Compartir:

Un día después de utilizar al Ejército para amedrentar a los miembros del Congreso de El Salvador, Nayib Bukele, Presidente de ese país, fue reprendido por la Corte Suprema de Justicia.

El Mandatario debe abstenerse de usar a las Fuerzas Armadas para fines que no son los establecidos en la Constitución, señaló el máximo órgano judicial salvadoreño.

El domingo, Bukele irrumpió en el Congreso acompañado de militares armados y policías, en donde ocupó el lugar del presidente del recinto y encabezó una sesión extraordinaria, convocada por él mismo, para exigir que se le autorizara una partida de 109 millones de dólares destinada a combatir la violencia en el país.

El hecho fue difundido rápidamente al exterior. En El Salvador algunos lo consideraron como un “auto golpe de Estado”, aunque el asunto no pasó a mayores.

Este lunes, la Sala de lo Constitucional admitió una demanda de inconstitucionalidad presentada por dos ciudadanos.

La Suprema Corte ordenó al Ejecutivo abstenerse de hacer uso de la Fuerzas Armadas en actividades contrarias a los fines que la Constitución salvadoreña establece.

También ordenó al Ministro de Defensa Nacional, René Merino, y al director de la Policía Nacional Civil, Mauricio Arriaza, no ejercer funciones y actividades distintas a las que constitucionalmente y legalmente están obligados.

El domingo, Bukele, además, arengó afuera del recinto legislativo, diciendo que quienes lo apoyan están llamando a la insurgencia ante el acoso de las pandillas, principales grupos generadores de violencia.

Al tomar por la fuerza el recinto, Bukele dijo que actuaba de acuerdo a las “enseñanzas de Dios” y a un “derecho divino”.

“La decisión que vamos a tomar ahora la vamos a poner en manos de Dios. Vamos hacer una oración”, dijo.

Afuera, expresó:

“Les pido paciencia, si estos sinvergüenzas (los diputados) no aprueban esta semana el Plan Control Territorial los volvemos a convocar el domingo (que viene)… Y si no, yo no me voy a poner entre el pueblo y el artículo 87 de la Constitución. Quedará en sus manos”.

A nivel internacional la actitud del Presidente salvadoreño provocó sorpresa y temores.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...