Irán frustró plan extranjero para derrocar sistema islámico: Jamenei

Según Ali Jamenei, las pruebas recabadas por los servicios de inteligencia apuntan a un “triángulo” detrás de las protestas de finales de diciembre, las cuales “dañaron a Irán”

Compartir:

Irán frustró el plan diseñado por sus enemigos extranjeros para intentar derrocar el sistema islámico de la república mediante las recientes protestas antigubernamentales, que se saldaron con 23 muertos y unos tres mil 700 detenidos, aseguró el líder supremo iraní, Ali Jamenei.

“Una vez más, la nación iraní dijo a Estados Unidos, Reino Unidos y aquellos que buscan derrocar a la república islámica desde fuera que han fracasado y que también fracasarán en el futuro”, dijo Jamenei en un discurso en la central ciudad de Qom.

“Usted infligió daños a Irán en estos días (de disturbios) y esto no quedará sin respuesta”, señaló el líder iraní, dirigiéndose al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a quien advirtió que pagará caro el precio de sus “locas movidas teatrales”.

Según Jamenei, las pruebas recabadas por los servicios de inteligencia apuntan a un “triángulo” detrás de las protestas de finales de diciembre, las cuales “dañaron a Irán”.

“La conspiración fue orquestada por Estados Unidos y los sionistas (Israel). El dinero procedía de un rico gobierno de cerca del Golfo Pérsico, en alusión a Arabia Saudita, y el tercer ángulo del triángulo estaba formado por la Organización Mujaidin al Jalq, cuyos miembros sirvieron como lacayos sobre el terreno”, explicó.

Sin embargo, el pueblo iraní ser distanció de los alborotadores después de descubrir sus intenciones”, subrayó.

Por ello, insistió en que “las demandas honestas y legítimas de las personas deben ser escuchadas y separadas de los actos de violencia y sabotaje”.

El líder iraní describió los recientes sucesos, que afectaron a varias zonas del país, como “acciones estratégicas y mezquinas”, según la televisión iraní Press TV.

Las protestas antigubernamentales, que acabaron hace una semana, habían empezado el pasado 28 de diciembre en protesta por los altos precios de los productos básicos, pero derivaron en críticas contra el propio sistema de la república islámica.

Las protestas, las más importantes desde que miles de manifestantes invadieron las calles en 2009 para expresar su repudio a la reelección del entonces presidente Mahmoud Ahmadineyad, dejaron al menos 23 muertos, decenas de heridos y unos tres mil 700 detenidos.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...