Turquía concede en referéndum ‘poder absoluto’ a Erdogan

Inicia referendo en Turquía para decidir profundas reformas políticas

Compartir:

Los electores turcos votaron  en el histórico referéndum a favor de la reforma constitucional que concederá “poder absoluto” al presidente Recep Tayyip Erdogan, según los resultados preliminares de la consulta ciudadana.

Con el 97.52 por ciento de los sufragios escrutados, el “sí” a favor de la reforma constitucional habría ganado con el 51.36 por ciento de los votos emitidos en las 164 mil urnas colocadas a lo largo de todo el territorio turco, según un reporte de la agencia estatal Anadolu.

En tanto, el “no” habría logrado el 48.64 por ciento de los votos emitidos en la consulta ciudadana de este domingo, que tuvo una participación superior al 84.0 por ciento de los 55 millones 336 mil 960 electores convocados.

Pese a que el escrutinio aún no ha concluido y que gran parte procede de las zonas orientales del país, donde el gubernamental Partido Justicia y Desarrollo (AKP)  tiene gran apoyo, es muy poco probable que el resultados pueda variar.

Los electores votaron a favor o en contra de las 18 modificaciones constitucionales, promovidas por Erdogan, las cuales transformarán el sistema de gobierno de Turquía de parlamentario a presidencial, con lo que la figura del primer ministro desaparecerá.

Con la aprobación del referéndum, Turquía se convertirá en una república presidencialista, lo cual dotaría a la jefatura del Estado, es decir al presidente Erdogan, amplios poderes ejecutivos, que le permitirán promulgar decretos y designar ministros.

En declaraciones a la prensa en el distrito de Üsküdar de Estambul, luego de emitir su voto poco antes del mediodía, el presidente agradeció a sus seguidores por el respaldo en el histórico referéndum.

“Este referéndum no es una votación ordinaria. Tuvimos un montón de elecciones para el sistema parlamentario en la historia de la República. Tuvimos algunos referendos, pero éste debe decidir si cambia el sistema de gobierno”, indicó Erdogan, en medio del clamor de decenas de partidarios que se reunieron frente a la mesa electoral donde votó.

Entre consignas de apoyo, el mandatario se mostró confiado en que el pueblo se decidirá a favor del “sí”, el cual consideró, impulsará al país a un desarrollo más rápido y lo llevará a dar una “salto grande”.

“Mi pueblo se encamina hacia el futuro al tomar su decisión”, dijo Erdogan a los periodistas, agregando que se quedaría en Estambul para conocer los resultados definitivos de la consulta, la  cual, afirmó, “tendrá una participación seria”.

Inicia referendo en Turquía para decidir profundas reformas políticas

Los ciudadanos turcos decidirán este domingo en un histórico referendo sobre las reformas constitucionales que concentrarían el poder en manos del presidente.

Los centros electorales abrieron sus puertas en el este del país a las 7:00 horas locales (4:00 GMT) y en el oeste lo harán una hora más tarde.

Este domingo millones de turcos aceptarán o rechazarán las 18 modificaciones constitucionales que transformarían el sistema de gobierno de Turquía de parlamentario a presidencial y abolirían la figura del primer ministro.

Un total de 55 millones 336 mil 960 ciudadanos podrán ejercer su derecho a voto en unas 164 mil urnas en Turquía, a lo que se añadirán dos millones 929 mil 389 votantes en el extranjero.

El presidente, Recep Tayyip Erdogan, quien convocó la consulta e hizo campaña en favor del “sí”, dice que el sistema presidencial “al estilo turco” que se propone asegurará la estabilidad del país, luego de hace a nueve meses fracasó un intento de golpe militar..

En tanto, los contrarios temen que el cambio lleve a un gobierno autocrático asegurando que Erdogan, que ha sido acusado de reprimir derechos y libertades, pueda gobernar hasta 2029 con un sistema con pocos contrapesos y equilibrios.

Los partidarios del presidente Erdogan, que añoran los grandes días del Imperio Otomano, creen que él es el hombre fuerte que ha hecho su país grande otra vez, y se le debe dar aún más poder.

Los que están en contra temen que los cambios le otorguen al presidente los poderes para ser “un dictador virtual”.

El campo del “Sí” busca apoyo para lo que dicen que Turquía será “más estable” y “segura” bajo un nuevo sistema, mientras los que dicen “No” creen que los cambios conducirán a un “gobierno de un solo hombre” que socavará las instituciones democráticas de Turquía y conducirá un gobierno arbitrario.

Según un informe de la principal formación opositora, el Partido Republicano del Pueblo (CHP), agentes de policía o simpatizantes del gobierno han atacado o amenazado hasta 231 actos de partidarios del “No”en toda Turquía.

El estado de emergencia que rige Turquía desde el pasado julio confiere a las delegaciones del gobierno poderes extraordinarios para autorizar o prohibir actos públicos, lo que está siendo utilizado en detrimento de la oposición.

De acuerdo con un estudio de la plataforma Unidad por la Democracia, más del 90 por ciento de la duración de las noticias sobre el referendo en los principales canales de televisión fue dedicado a la opción del “Sí”.

Los turcos votarán sobre las enmiendas a la Constitución del país que en caso de ser aprobadas entrarán en vigor en 2019 y cambiarán la forma de gobierno de parlamentaria a presidencial, lo que supondrá un punto de inflexión para la república turca, fundada hace 93 años.

De acuerdo con la reforma, el presidente de Turquía tendría amplios poderes ejecutivos, podría promulgar decretos y designar ministros, mientras el cargo de primer ministro sería suprimido.

Compartir: