Houston inicia evaluación de daños por Harvey

El presidente Donald Trump ha prometido una rápida ayuda federal en respuesta a la devastación de Harvey.

Compartir:

Autoridades de Houston, el área de mayor concentración de población afectada por el huracán Harvey, comenzaron hoy a evaluar la devastación causada por la tormenta, que dejó a miles de casas anegadas, tras varios días de lluvia que concentró en algunas áreas unos 120 centímetros de agua.

Harvey, que fue degradado la víspera a depresión tropical sobre Mississippi y Tennessee, afectó a unos 50 condados en el sureste y centro de Texas, un área que incluye a más de 300 pequeñas comunidades y varias ciudades con una población combinada de aproximadamente 11 millones de personas.

Antes de despedirse de Texas, Harvey vacío su furia sobre las comunidades de Beaumont y Port Arthur, en la esquina noreste de la entidad, inundándolas completamente con un record de 60 centímetros de lluvia, forzando a miles de personas a dejar sus hogares y buscar refugio.

“Estamos tan devastados como el área de Houston”, dijo el capitán Crystal Holmes del Departamento del Sheriff del Condado de Jefferson, que incluye a Port Arthur.

Beaumont, una ciudad de 120 mil habitantes, carecía de suministro de agua, este jueves y sus habitantes, muchos de ellos refugiados en albergues, estaban en una imperiosa necesidad de abasto.

También, los albergues en Port Arthur, incluyendo un boliche en el que se refugiaron 500 personas, se encontraban hoy en una desesperada necesidad de agua y alimentos, todos los cuales tienen que ser transportados en helicópteros, dado que todos los caminos de acceso a la zona están cubiertos de agua.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, anunció el despliegue de 14 mil elementos de la Guardia Nacional de Texas y además dijo que 10 mil guardias adicionales procedentes de otras entidades serán desplegados en la zona afectada para ayudar a las labores de rescate y recuperación.

La Administración Federal para el Manejo de Emergencias comenzó a enviar helicópteros militares de transporte pesado, para trasladar alimentos y agua potable.

Houston aun registra áreas remotas donde sus residentes están en la necesidad de ser rescatados de sus casas rodeadas de agua y presenta múltiples lugares que no son accesibles en automóvil o camión y solo se puede tener acceso a ellos en lanchas o helicópteros. Miles de casas permanecen aun anegadas.

Este jueves, una nueva emergencia se presentó en Crosby, un suburbio al noroeste de Houston donde una planta química registró emisiones de “humo negro” y explosiones descritas como “reacciones químicas”, que afectaron a media docena de agentes del Sheriff que respondieron a la situación.

La planta, propiedad de la empresa Arkema Inc, había sido cerrada a raíz de las inundaciones y se había ordenado una evacuación de los residentes ubicados en un perímetro de dos kilómetros alrededor de las instalaciones.

La cifra de personas que han muerto por causas relacionadas con Harvey se elevó este jueves a 37 y podría aumentar conforme los niveles de agua disminuyan y se localicen a personas que podrían haber perecido dentro de sus hogares.

El jefe de policía de Houston, Art Acevedo, informó que unas 20 personas seguían desaparecidas en la ciudad.

En el condado de Harris, que incluye a Houston, las autoridades localizaron el miércoles la camioneta, con los cuerpos de los seis miembros de la familia Saldívar, que murieron ahogados al ser arrastrados por el agua.

También la víspera fueron localizados los cuerpos de dos personas que habían salido en un una lancha el pasado lunes, tratando de rescatar a sus vecinos.

Unas 35 mil personas se encontraban este jueves albergadas en refugios en el área de Houston y en otras ciudades de sus alrededores y en el interior del estado.

“El alcance geográfico de este evento es probablemente lo que lo convertirá en uno de los desastres de inundación más costosos en la historia de Estados Unidos”, dijo Samuel Brody, director del Centro de Playas y Costas de Texas de la Universidad de Texas A & M en Galveston.

“He visto fuertes lluvias, he visto 30, 40 pulgadas, pero no sobre una área geográfica tan grande, afectando a ricos y pobres”, indicó.

Más de 210 mil personas se han registrado para recibir ayuda federal, una cifra que se espera aumente de forma considerable en los próximos días y semanas.

William B. “Brock” Long, administrador de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias, dijo que tomará “muchos, muchos años” antes de que el alcance total del efecto de Harvey sea claro”.

El presidente Donald Trump ha prometido una rápida ayuda federal en respuesta a la devastación de Harvey.

El miércoles, el gobernador Abbott dijo que dado el gran número de personas y el área geográfica afectada, espera que el paquete de ayuda del gobierno “debería ser muy superior” a los aproximadamente 120 mil millones de dólares asignados para la recuperación de la costa del Golfo después del huracán Katrina en 2005.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...