Gobierno de Nicaragua aumenta represión contra periodistas por protestas

Compartir:

A nueve meses de que estallaron las protestas contra el presidente nicaragüense Daniel Ortega, Carlos Fernando Chamorro se convirtió en el más reciente de una extensa lista de periodistas independientes o críticos que han salido del país para salvar la vida o evitar ir a la cárcel.

Según analistas y organizaciones no gubernamentales, el gobierno intenta acallar el periodismo independiente que da cuenta de la crisis sociopolítica y denunciando la represión, lo que el Ejecutivo considera una trasgresión a la libertad de prensa que ha llevado al cierre de medios, el arresto y exilio de periodistas.


Aunque el gremio periodístico independiente está estigmatizado y a menudo es hostigado en Nicaragua, su situación se ha agravado y desde que estalló la crisis, en abril de 2018, se han reportado al menos 712 casos de violaciones al libre ejercicio del periodismo, según la Fundación Violeta Barrios de Chamorro.

En el curso de la crisis, se ha registrado la muerte de al menos un reportero nicaragüense Miguel Ángel Gahona, quien recibió un disparo en la cabeza mientras transmitía por Facebook un enfrentamiento entre manifestantes y policías en la localidad de Bluefields, en la costa sur de Nicaragua.

La versión de medios oficiales sobre el incidente fue que Gahona trabajaba para la televisión estatal y estaba en medio del fuego cruzado en los choques, pero colegas del comunicador afirmaron que era un periodista independiente y fue abatido por un francotirador del gobierno.

Analistas denuncian que el gobierno de Ortega utiliza a la prensa oficialista para dividir a la sociedad, desvirtuar los hechos y descalificar a quienes se oponen.

El caso más reciente de la persecución hacia los periodistas no oficialistas es protagonizado por Carlos Fernando Chamorro, quien apenas el fin de semana abandonó Nicaragua y se refugió en la vecina Costa Rica, una “dolorosa decisión” que debió tomar para resguardar su integridad física y su libertad, según señaló.

El director del semanario Confidencial, hijo de Pedro Joaquín Chamorro –exdirector del periódico crítico La Prensa, asesinado por la dictadura de Anastasio Somoza– y de la expresidenta Violeta Barrios, denunció el recrudecimiento de la represión y la persecución contra su persona.

Apenas el pasado 13 de diciembre, el reconocido periodista nicaragüense denunció que la policía allanó las oficinas de Confidencial y de los programas Esta Semana y Esta Noche, también dirigidos por él, donde decomisaron bienes y archivos, sin orden judicial.

Chamorro aseguró que continuará ejerciendo el periodismo desde Costa Rica, investigando los crímenes y documentando la crisis terminal de la dictadura. “Seguiremos manteniendo vivo un espacio de libertad de expresión”, puntualizó.

Otra víctima de la represión es Álvaro Montalván, quien trabajaba para el independiente Canal 12 y denunció haber sufrido una golpiza por miembros del gobierno mientras estuvo detenido en la ciudad de León, acusado de “tranquista” y “terrorista”, aunque fue liberado dos días después.

El canal independiente de televisión 100% Noticias, con una línea editorial de denuncia contra el gobierno de Ortega, también ha sido objeto de la represión pues en diciembre pasado la policía irrumpió en sus instalaciones e incautó dispositivos, equipos de cómputo y archivos, según denunciaron sus directivos.

Miguel Mora, director de 100% Noticias, y Lucía Pineda, jefa de prensa de ese medio, fueron arrestados y acusados del delito de provocación, proposición y conspiración para cometer actos terroristas.

También se emitieron órdenes de captura contra el presentador de televisión Jaime Arellano y los periodistas Jackson Orozco y Luis Galeano, de 100% Noticias, lo que provocó que éste último abandonara el país, pues “en Nicaragua es un crimen pensar distinto, aun cuando la Constitución nos da ese derecho”.

Así, ante la censura y hostigamiento, al menos 57 periodistas independientes han optado por salir del país, como Leticia Gaitán, quien trabajó para 100% Noticias y denunció constante asedio, y Martha Irene Sánchez, ahora exjefa de prensa del canal católico TV Merced que lo hizo por múltiples amenazas.

El canal 100% Noticias fue cerrado, pero es sólo uno de los medios que han sido suspendidos, pues el gobierno ha interrumpido la señal de otros como Canal 15 y Notimav, y obstaculizado la labor de periódicos como La Prensa y El Nuevo Diario en un intento por silenciar a los medios críticos.

La criminalización de periodistas inició luego que el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) denunció que el gobierno perpetró delitos de lesa humanidad durante la crisis que ha dejado más de 320 muertos, dos mil heridos, 674 presos políticos, cientos de desaparecidos y miles de desplazados.

Para promover sus acciones “en favor de la estabilización del país”, el presidente Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, cuentan con diversos medios como los canales 4, 8, 9 y 13, las emisoras Radio Sandino, Radio Ya y Radio Nicaragua, así como el portal de noticias El 19 Digital, según denuncias periodísticas.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...