Fiscal de Nueva York reta a Trump a destituirlo

Despide Trump a fiscal de Nueva York que se rehusó a renunciar

Compartir:

El fiscal federal estadunidense para el Distrito Sur de Nueva York, Preet Bharara, desacató un pedido de la administración del presidente Donald Trump para que renuncie al cargo y retó al mandatario a que lo despida, dijeron fuentes cercanas al caso.

El Departamento de Justicia pidió la víspera a 46 fiscales federales de distrito presentar su renuncia, un día después que un comentarista conservador sostuvo que Trump debía purgar al gobierno de miembros de un presunto “Estado profundo” que boicotearían a la nueva administración.

Aunque algunos de los fiscales, designados por el Ejecutivo, empezaron a presentar sus dimisiones, fuentes cercanas a Bharara dijeron a medios estadunidenses que el funcionario no renunciaría y en su lugar forzaría a Trump a que lo despida.

Nacido en India y naturalizado estadunidense, Bharara es reconocido como uno de los fiscales más comprometidos de Estados Unidos en la lucha contra la corrupción y el crimen organizado, incluidas las familias Gambino y Colombo.

Actualmente Bharara mantiene abiertas averiguaciones por corrupción de la oficina del alcalde de Nueva York, Bill DeBlasio, y del gobernador del estado, Mario Cuomo, ambos demócratas.

La solicitud de renuncia al fiscal de Nueva York sorprendió, toda vez que el abogado se reunió con Trump en Nueva York en noviembre, y en ese momento se reveló que tanto el presidente electo como el entonces procurador nominado, Jeff Sessions, le habían pedido quedarse.

Aunque es habitual que nuevo presidente estadunidense solicite gradualmente la renuncia de los 93 fiscales designados por el anterior gobierno, el pedido de dimisión de estos 46 llamó la atención por su carácter abrupto.

DESPIDE TRUMP A FISCAL DE NUEVA YORK QUE SE REHUSÓ A RENUNCIAR

El presidente estadunidense Donald Trump despidió hoy al fiscal federal para el Distrito Sur de Nueva York Preet Bharara, quien investigaba casos de corrupción y que se había rehusado a dimitir, como el Departamento de Justicia le solicitó a él y a 45 colegas.

“No renuncié. Hace unos momentos fui despedido. Haber sido el fiscal para el Distrito Sur de Nueva York fue uno de los grandes honores de mi vida profesional”, señaló el fiscal en su cuenta de la red social Twitter.

Bharara, de 48 años y de origen indio, encabezaba no sólo la fiscalía más prestigiada de Estados Unidos, sino una serie de casos prominentes sobre terrorismo, corrupción pública y en Wall Street, así como procesos contra “familias” de la mafia.

El Departamento de Justicia pidió la víspera a 46 fiscales distritales presentar su renuncia, un día después de que un comentarista conservador sostuvo que Trump debía purgar al gobierno de miembros de un “Estado profundo” que boicoteaban a la nueva administración.

Nacido en la India y naturalizado estadunidense, Bharara es reconocido como uno de los fiscales más comprometidos de Estados Unidos en la lucha contra la corrupción y el crimen organizado, incluidas las familias Gambino y Colombo

Antes de ser despedido, Bharara mantenía abiertas averiguaciones por corrupción de la oficina del alcalde de Nueva York, Bill DeBlasio, y del gobernador del estado, Mario Cuomo, ambos demócratas.

El despido de Bharara sorprendió, toda vez que el fiscal se había reunido con Trump en Nueva York en noviembre pasado y revelado que tanto el presidente electo como el entonces procurador nominado, Jeff Sessions, le habían pedido quedarse.

Aunque es habitual que el nuevo presidente estadunidense solicite gradualmente la renuncia de los 93 fiscales designados por el anterior gobierno, la petición de dimisión de estos 46 llamó la atención por su carácter abrupto.

Compartir: