EUA inicia elecciones que serán un referendo de la presidencia de Trump

Encuestas muestran que los demócratas tienen una ventaja relativa para recuperar el control de la Cámara de Representantes

Compartir:

Estados Unidos inició hoy elecciones intermedias para renovar el Congreso, gubernaturas y legislaturas estatales, en un proceso donde el presidente Donald Trump no aparece en las boletas electorales pero que convirtió en un referendo de su presidencia.

Las elecciones pondrán en juego los 435 escaños de la Cámara de representantes, 35 de los 100 del Senado, 36 gubernaturas, en un ambiente de volatilidad y polarización política marcado por la decisión presidencial de convertir a la caravana de migrantes en el tema central de la campaña.


Encuestas muestran que los demócratas tienen una ventaja relativa para recuperar el control de la Cámara de Representantes, pero existen suficientes carreras competidas para crear un elemento de incertidumbre sobre el desenlace de los comicios.

En el Senado, el proceso de confirmación del magistrado de la Suprema Corte de Justicia, Brett Kavanaugh, fue visto por analistas como un factor que podría permitir a los republicanos retener una mínima mayoría o incluso ampliarla.

Con el mensaje de que las elecciones eran un referendo de su presidencia, Trump jugó un papel protagónico en la recta final de los comicios, con su decisión de hacer sucesivas apariciones públicas, en ocasiones tres en el mismo día, para apoyar a candidatos republicanos en problemas.

El liderazgo republicano pidió a Trump centrar la campaña en la agenda de logros económicos, incluida la histórica reducción del desempleo, pero Trump eligió centrarse en el tema migratorio, a raíz de la caravana de migrantes centroamericanos a Estados Unidos.

Trump denunció a la caravana como una “invasión” a Estados Unidos, decidió el envío de miles de soldados en activo armados a la frontera con México, anunció inminentes cambios a las reglas de asilo y habló de eliminar la ciudadanía estadunidense por nacimiento para indocumentados.

Su mensaje migratorio fue sin embargo visto como un arma de dos filos que podría por un lado atraer a su base conservadora, rural y con baja educación formal, pero podría alejar a los votantes blancos suburbanos, así como a generar un voto de rechazo entre las minorías étnicas.

Trump llega a las elecciones con un nivel de impopularidad de apenas el 39 por ciento de aprobación nacional. Tanto Barack Obama como Bill Clinton tenían mejor popularidad en sus primeras elecciones intermedias, y perdieron 64 y 53 escaños respectivamente.

Las elecciones pondrán en juego además 160 referendos locales sobre impuestos, pensiones, uso medicinal de la mariguana, aborto, derecho al trabajo, identidad de género e incluso un nuevo estadio de futbol en Miami para el astro inglés David Beckham.

Los principales temas que serán decididos:

– Legalización de la marihuana en Michigan, Oklahoma, Dajkota del Norte y Missouri

– Apertura de casinos de juego en Michigan, Oklahoma, North Dakota y Utah

– Aumentos a los salarios mínimos en la capital estadunidense, Arkansas y Missouri

– Financiamiento escolar en Arizona, California, Colorado, Georgia, Maryland, Maryland, New Jersey, New México, Oklahoma y Rhode Island.

– Ley de derechos de las víctimas en Georgia, Kentucky, Nevada, Carolina del Norte, Oklahoma y Dakota del Sur.

– Expansión del seguro de salud en Nebraska, Ohio, Idaho y Utah

– Emisión de bonos para infraestructura en Arizona, California, Colorado, Connecticut, Florida, Maryland y Nuevo México.

Las iniciativas a voto más singulares incluyen un referendo para construir un estadio de futbol del astro inglés en los terrenos de un campo de golf municipal en Miami y exentar de impuestos a los productos higiénicos femeninos en Nevada.

Aunque las elecciones intermedias tienen uno de los más altos niveles de abstencionismo, las cifras del voto temprano sugieren que podrían ser comicios con un nivel de participación sin precedentes, y cercano al nivel de asistencia a las unas de las elecciones presidenciales.

Con largas filas EUA celebra las primeras elecciones de la era Trump

Con largas filas iniciaron las primeras elecciones intermedias de la era de Donald Trump, en medio de expectativas del nivel de participación electoral similar al de las elecciones presidenciales del 2016.

Funcionarios de casilla del condado de Rockville, en el suburbano estado de Maryland, aledaño a Washington, D.C., expresaron su sorpresa por el flujo de votantes desde temprana hora, a pesar de que la región está haciendo golpeada por intensas lluvias.

“Es verdad que estamos un poco sorprendidos por el número de personas, pero es algo bueno”, dijo a Notimex un veterano funcionario de casilla en la escuela preparatoria Richard Montgomery, uno de los más concurridos centros de votación.

Las elecciones intermedias ponen en juego los 435 escaños de la cámara de representantes, una tercera parte del Senado, 36 gubernaturas, así como más de seis mil puestos de elección popular y más de 160 iniciativas locales.

Rachel Maturana, una maestra de la preparatoria, alentaba fuera de la casilla a los electores registrados a votar a favor de un referendo local para destinar dinero de los casinos de Maryland a la educación pública, y se declaraba entusiasmada por el nivel de participación.

“Por favor voten, es importante que se escuche su voz, la educación y la democracia es lo que nos ecualiza como nación, y es lo que nos hace un país maravillosamente diverso”, dijo a Notimex.

Los demócratas esperan que un nivel de participación de las minorías que superen los promedios históricos para elecciones intermedias les ayude a recuperar el control de la Cámara de representantes.

Pero al menos en este condado suburbano de la capital estadunidense, era más visible la presencia de votantes blancos, en su mayor parte padres de familia y personas de la tercera edad, que de miembros de las minorías o jóvenes.

El inicio de la jornada mostraba que los votantes tuvieron que hacer filas primero para entrar al centro de natación, una fila adicional para registrarse, tuvieron que esperar su turno para llenar las boletas electorales, y después hacer una nueva fila para depositar el voto.

Aproximadamente cada votante requería de alrededor de 15 minutos desde su llegada el centro de votación hasta su salida después de depositar su voto.

Después de completar el proceso, cada votante podía tomar una pequeña calcomanía con la de leyenda “Yo Voté”.

Encuestas muestran que los demócratas llegaron a los comicios con ventaja frente a los republicanos, pero la brecha se ha cerrado en los últimos días previos a la elección, conforme el presidente Donald Trump lanzó una maratónica serie de apariciones públicas.

Aunque los republicanos deseaban hacer campaña promoviendo sus logros económicos, incluida la caída de la tasa de desempleo, la Casa Blanca auto por colocar en el primer plano de atención la caravana de migrantes centroamericanos y el tema migratorio.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...