En primer round, Ebrard no logra evitar aranceles

Compartir:

WASHINGTON.- Este jueves, los gobiernos de Estados Unidos y México continuarán negociando en busca de acercar posiciones sobre los aranceles que el presidente Donald Trump anunció para la totalidad de los productos mexicanos.

“Lo importante es que hay voluntad de acercamiento”, enfatizó Marcelo Ebrard, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), en conferencia de prensa, en la embajada de México en esta ciudad.

Explicó que ambas partes reconocieron que la situación actual, es decir, los flujos migratorios hacia la Unión Americana, no se puede mantener como está.

En ese tenor, aseveró que el gobierno del vecino país del norte busca que se apliquen medidas con resultados a corto plazo

Así las cosas, el titular de la SRE aseveró que  “mañana (este jueves) trabajaremos varias horas para explorar cómo acercar las posiciones”, agregó.

Ebrard apuntó que la reunión con el vicepresidente Mike Pence y el secretario de Estado de la Unión Americana, Mike Pompeo, entre otros funcionarios, fue “respetuosa y en buen ambiente”, que “no se desecharon las posturas de ambas partes”, y dijo mantener su optimismo sobre el resultado de las negociaciones, es decir, que hay un 80 por ciento de probabilidades de que se logre un arreglo con el gobierno de Estados Unidos.

“No es tan fácil, pero hay que ser optimistas”, refirió.

Trump firme en su postura

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se mantuvo firme en su determinación de fijar un arancel de 5 por ciento a las importaciones mexicanas a partir del próximo lunes.

Ello, al no percibir avance en las pláticas sostenidas entre las delegaciones de su país y de su vecino del sur.

“Las discusiones sobre inmigración en la Casa Blanca con representantes de México han terminado este día. Se está progresando, pero no lo suficiente!

“Las conversaciones con México se reanudarán mañana (este jueves) con el entendimiento de que, si no se llega a un acuerdo, las tarifas al nivel del 5% comenzarán el lunes, con aumentos mensuales según lo programado. Cuanto más altos sean los aranceles, mayor será el número de empresas que volverán a Estados Unidos”, refirió Trump.

Ello, vía Twitter,

 

Fitch y Moody’s dan ‘buenas nuevas’

Fitch bajó la calificación de México, de BBB+ a BBB, mientras que Moody’s revisó la perspectiva de la nota soberana del país de estable a negativa, si bien mantiene la calificación en A3.

Fitch informó que rebajó la calificación de México de BBB+ a BBB y que modificó la perspectiva a “estable” desde “negativa” como un reflejo de una combinación del mayor riesgo para las finanzas públicas del país debido al deterioro del perfil crediticio de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Ello, junto con la debilidad actual en la perspectiva macroeconómica, que se ve agravada por las amenazas externas de las tensiones comerciales, cierta incertidumbre de la política interna y las constantes restricciones fiscales, abundó en un reporte emitido en Nueva York.

El impacto del pasivo contingente representado por Pemex pesa cada vez más en el perfil de crédito soberano, como lo demuestra la baja calificación de Fitch a la empresa petrolera mexicana a BBB-, desde BBB + en enero de 2019, y el perfil de crédito independiente de CCC.

Además, el crecimiento continúa por debajo del desempeño y los riesgos a la baja han aumentado por las amenazas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de imponer aranceles en México a partir del próximo 10 de junio, de inicio de 5.0 por ciento, con un alza adicional cada mes hasta 25 por ciento.

Ello, para obligar a que se detenga el flujo de migrantes a través de su territorio hacia Estados Unidos en medio de un patrón de incertidumbre comercial, abundó la calificadora internacional de riesgo crediticio.

El crecimiento de México promedia 2.6 por ciento en los últimos cinco años, por debajo de la media de otros países con calificación BBB, de 3.6 por ciento.

Si bien el crecimiento alcanzó 2.0 por ciento en 2018, el ritmo se desaceleró durante el año pasado y la economía sólo evitó la recesión, ya que el crecimiento fue plano en el cuarto trimestre del año pasado, antes de contraerse 0.2 por ciento trimestral durante el periodo enero-marzo de 2019.

Para Fitch, el crecimiento se aceleraría a partir del segundo trimestre de este año, a pesar de lo cual alcanzaría un crecimiento sólo de 1.0 por ciento en 2019, lo que sería consistente con un patrón de crecimiento más lento en el primer año de una nueva administración.

La agencia evaluadora comentó que si bien algunas de las decisiones de política microeconómica del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador han resultado ser polémicas, las opciones de política macroeconómica han sido ortodoxas hasta la fecha.

Tales fortalezas contrarrestan las restricciones de calificación de México, que incluyen un crecimiento económico por debajo de la mediana BBB, debilidades estructurales en sus finanzas públicas, una penetración de crédito superficial y puntajes de gobierno entre los más bajos en la categoría de países con esa misma nota.

Por su parte, Moody’s afirmó la calificación de emisor de Aaa.mx en escala nacional de México y la calificación en escala global de A3, pero cambió la perspectiva de esa nota de “estable” a “negativa”.

Explicó que la afirmación de las calificaciones considera, por un lado, la extensa y diversificada economía de México y la elevada fortaleza fiscal y la baja susceptibilidad a eventos de riesgo, así como, por el otro, los desafíos relacionados a las débiles tasas de crecimiento, una fortaleza institucional más débil en comparación con los pares de calificación y un enorme sector informal.

La agencia evaluadora expuso en un reporte que si bien no es probable que se dé un alza de la calificación A3 en el futuro cercano, la perspectiva podría regresar a estable si se recupera la confianza en la habilidad del gobierno para establecer e implementar políticas predecibles.

Un crecimiento más alto y sostenido, junto con un fortalecimiento considerable del balance general del gobierno, pudiera con el tiempo dar lugar a un alza de la calificación de México.

En tanto, continuó, una mayor evidencia de que el crecimiento a mediano plazo se encuentra en declive, ya sea como resultado de políticas públicas que directamente afectan el crecimiento o debido a la continua falta de predictibilidad de las mismas, generaría presiones a la baja en las calificaciones.

Mayores déficits fiscales que ocasionen que la trayectoria de la deuda gire hacia el alza, ya sea debido al apoyo financiero a Pemex o por cualquier otro motivo, también podrían ocasionar una baja de la calificación.

El horizonte a lo largo del cual pueden materializarse estas tendencias es incierto, acotó la agencia internacional.

Gobernadores del PRI cierran filas en torno de AMLO

Los gobernadores emanados del Partido Revolucionario Institucional (PRI) cerraron filas en torno a la postura del presidente Andrés Manuel López Obrador de mantener el diálogo con Estados Unidos luego de la decisión de ese país de imponer aranceles a los productos mexicanos.

“Apoyamos la postura del presidente de tener siempre un diálogo abierto. De destacar que la relación más importante que tenemos con un país extranjero es, por supuesto, con Estados Unidos y la postura del presidente mantener siempre un diálogo abierto”, afirmó el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo.

Esto es, acotó, privilegiar la comunicación y, a través de ahí, buscar los consensos y acuerdos que permitan transitar a los dos países, indicó en entrevista, al término de una comida-reunión privada con el titular del Ejecutivo federal en Palacio Nacional.

De Mazo refirió que una parte muy importante del encuentro es que “estuvimos platicando los temas que tienen que ver con los posibles aranceles que el gobierno de Estados Unidos imponga (a México) y cómo estar de manera unida trabajando para cuidar las inversiones en los estados, las fuentes de empleo y la economía, de tal suerte que ha estado en comunicación permanente el gobierno mexicano con el de Estados Unidos; hay un ánimo optimista de que puedan salir en buenos términos las pláticas y, bueno, a partir de lo que se defina ver qué siguiente paso dará México”, acotó.

El mandatario mexiquense resaltó que durante la reunión también se abordaron los temas educativos, de salud y seguridad, así como de infraestructura, “para poder impulsar algún proyecto de relevancia y de impacto social que pudiera ser considerado para apoyarse el año que entra con recursos federales”.

A pregunta expresa, explicó que se reunirán los 32 proyectos productivos, los cuales serán presentados, vía la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), “y a partir de ahí definir algunos límites, algunas características, para poder hacer un planteamiento nacional”.

Asimismo, dijo, “hablamos de la Guardia Nacional, de su implementación, de lo importante que es esta medida, que, además, la hemos respaldado los gobernadores priístas desde el principio, donde hacemos conciencia del fortalecimiento que está teniendo el Ejército y la Marina, en estos momentos, en los estados de la República y el impacto que tiene en reforzar la seguridad”, acotó.

El mandatario mexiquense indicó que su partido se mantiene “muy unido” en esos momentos; “todos estuvimos presentes en la reunión. Hay una gran unidad y seguiremos en busca de esa unidad”, refirió.

Ello, porque algo que hace al partido tricolor fuerte es mantenerse unido “y seguiremos en la búsqueda de que así sea”.

 

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...