Detonan nuevo escándalo los memos del ex director de FBI sobre Trump

De acuerdo con los memos, obtenidos por medios estadunidenses, Trump negó la versión de que tuvo un encuentro con prostitutas en Moscú en 2013

Compartir:

Los memorandos confidenciales escritos por el despedido ex director de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), James Comey, sobre sus conversaciones con el presidente Donald Trump detonaron hoy un nuevo escándalo político en Estados Unidos.

De acuerdo con los memos, obtenidos por medios estadunidenses, Trump negó la versión de que tuvo un encuentro con prostitutas en Moscú en 2013, pero reveló a Comey que el presidente Vladimir Putin le dijo que Rusia tenía “las más bellas prostitutas”.

Trump, quien ha señalado en varios puntos que no tuvo una relación con Putin, salió al paso de la divulgación de los documentos, reiterando que reivindican su inocencia en la investigación de la injerencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016.

“Los memos de James Comey… muestran claramente que NO HUBO COLUSION ni OBSTRUCCION. También divulgó información clasificada. ¡WOW! ¿Continuará la cacería de brujas?”, escribió este viernes el jefe de la Casa Blanca en su cuenta de Twitter.

Sin embargo, los documentos, que fueron obtenidos primero por la agencia AP y después por otros medios, fueron vistos aquí como una confirmación de los intentos del presidente por influir en las investigaciones oficiales en torno a la posible colusión con Rusia.

“(Los memos) son un recuento en detalle de los esfuerzos de Trump por ejercer influencia en la creciente investigación del FBI sobre Rusia”, aseveró el diario The Washington Post.

Los documentos confirman por ejemplo la supuesta petición de Trump a Comey para que pusiera fin a la pesquisa sobre las acciones del asesor de Seguridad Nacional Michael Flynn, a quien el presidente describió como una buena persona, pero con serios problemas de juicio.

Flynn, quien fue despedido por Trump por haberle mentido a los investigadores y al vicepresidente Mike Pence sobre sus contactos con rusos, se declaró ya culpable de mentir al FBI. Actualmente es un testigo que coopera con el fiscal especial Robert Mueller.

Los memorandos detallan conversaciones del entonces director del FBI con el presidente entre enero y abril de 2017. Trump despidió a Comey y el mandatario aceptó en una entrevista con NBC que una de las razones fue la investigación del FBI sobre la trama rusa.

Aunque su contenido era conocido parcialmente, los documentos fueron usados por los aliados republicanos del presidente en el Comité Judicial de la Cámara de Representantes, para insertar la narrativa de que Trump en ningún momento buscó obstruir la justicia.

“Los memos (…) muestran que el presidente quería que fueran plenamente investigadas las acusaciones de corrupción, coordinación y conspiración entre su campaña y Rusia”, sostuvo el presidente del Comité Judicial, Bob Goodlatte.

En contraste, varios demócratas interpretaron los memos como corroboración de las palabras de Comey y de que existía un esfuerzo del presidente por bloquear las investigaciones.

“La interferencia del presidente Trump fue un flagrante esfuerzo por negar la justicia y el director Comey estuvo bien en documentar tal como ocurrió”, manifestó el demócrata de más alto rango del Comité Judicial, Elijah Cummings.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...