Última actualización: hace 41 minutos

Destaca ONU "cambio" en posiciones de Rusia y China sobre Siria

"Archipiélago de tortura: Detenciones arbitrarias, torturas y desapariciones forzadas en las prisiones desde marzo de 2011" en Siria, es el nombre del informe elaborado por HRW

por el

imagen1

El enviado especial de la ONU para Siria, Kofi Annan, destacó el cambio en las posiciones de Rusia y China sobre Siria, por lo que "no debe subestimarse" el acuerdo logrado el sábado aquí entre las potencias mundiales y los países vecinos de esa nación. "No hay que subestimar el cambio en las posiciones de Rusia y China logrado el sábado", dijo a periodistas en Ginebra el portavoz del mediador internacional Ahmad Fawzi en relación al resultado de la reunión del Grupo de Acción de Siria.

Rusia y China, además de Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Turquía, Qatar, Irak y Kuwait, firmaron el sábado una declaración en la que instan a crear un gobierno de transición en Siria formado por miembros del gobierno y la oposición elegidos por consentimiento mutuo.

"Sabemos que el camino no será fácil, será un largo y sinuoso camino (...) creemos que el acuerdo suscrito el sábado fue genuino y si se aplica tal como ha sido prometido tendrá un efecto", reconoció Fawzi.

Por su parte, la Alta Comisionada de Naciones Unidas para Derechos Humanos (ACNUDH), Navi Pillay, denunció que la violencia en Siria adquiere cada vez más un matiz sectario y en varias zonas del país existe ya una guerra civil, por lo que es necesario aplicar el derecho internacional humanitario que se aplica en conflictos armados.

El portavoz de ACNUDH , Rupert Colville dijo a periodistas en Ginebra que la víspera, Pillay actualizó al Consejo de Seguridad en Nueva York sobre el deterioro de la situación de derechos humanos en el país.

Según Colville, Pillay mostró a los miembros del Consejo de Seguridad evidencias recogidas por su oficina sobre el uso de tortura "generalizada y sistemática" en el país por las fuerzas de seguridad y el ejército liderados por el presidente sirio Bashar al Assad los cuales constituyen de manera inequívoca crímenes contra la humanidad.

La Alta Comisionada insistió una vez más al Consejo de Seguridad sobre la necesidad de referir el caso sirio a la Corte Penal Internacional.

De igual forma, externó su profunda preocupación por prácticas de tortura como choques eléctricos, violación sexual, ejecuciones falsas, y un sin fin de atrocidades perpetradas por el ejército contra presuntos opositores.

Asimismo, Colville avaló el informe publicado por Human Rights Watch (HRW) que revela la ubicación de 27 centros de tortura en Siria, así como los nombres de sus responsables.

Human Rights Watch también pidió al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (ONU) que envíe a la Corte Penal Internacional (CPI) el caso sirio y "adopte sanciones contra los responsables de los abusos", además de responsabilizar de esos crímenes "al responsable último, el presidente de Siria, Bachad Al Assad".

"Archipiélago de tortura: Detenciones arbitrarias, torturas y desapariciones forzadas en las prisiones desde marzo de 2011" en Siria, es el nombre del informe elaborado por HRW,

En este denuncia que ex detenidos y desertores han identificado la ubicación, los métodos de tortura y en muchos casos a los comandantes que dirigen 27 centros de detención bajo el mando de las agencias de inteligencia de Damasco.

El documento publicado ayer revela que hay diez centros de detención en Damasco, cuatro en Idlib, Latakia y Homs, respectivamente, tres en Daraa y dos en Aleppo, dirigidos por altos mandos militares como los generales Shafiq, Rustom Ghazali, Burham Qadour, Yousef Abdou, Muhammad Khallouf, Nawfel Al Husseini o Abdul Salam Fajr Mahmoud.

De acuerdo a la investigación de HRW los guardias y oficiales encargados de los prisioneros utilizaron más de 20 métodos de tortura. Entre ellos, "palizas con bastones y cables, los mantienen por mucho tiempo en posiciones que les causaban dolor extremo, choques eléctricos, quemaduras con ácido, asaltos sexuales y humillaciones, les arrancan las uñas o fingen ejecuciones", lo cual coincide con los informes presentados por Pillay al Consejo de Seguridad.

No hay comentarios. Los comentarios están cerrados