Corea Norte detiene a otro ciudadano estadunidense por “actos hostiles”

La agencia estatal de noticias norcoreana destacó que las autoridades han iniciado una investigación sobre los "crímenes" de Kim, aunque no precisó cuáles son las acusaciones que pesan en su contra

Compartir:

Corea del Norte aseguró hoy haber detenido a otro ciudadano de Estados Unidos por la realización de “actos hostiles” contra el régimen norcoreano, con lo que asciende a cuatro el número de estadounidenses arrestados en el país.

En un comunicado, difundido por la Agencia Central de Noticias de Corea (KCNA, por sus siglas en inglés), el régimen destacó que el arresto del nuevo estadunidense, identificado como Kim Hak-Song, fue la víspera, aunque no especificó dónde.

La agencia estatal de noticias norcoreana destacó que las autoridades han iniciado una investigación sobre los “crímenes” de Kim, aunque no precisó cuáles son las acusaciones que pesan en su contra.

“El ciudadano de Estados Unidos había estado trabajando para la Universidad de Ciencia y Tecnología de Pyongyang”, agregó el despacho de la KCNA, que fue retomado por la agencia estatal de noticia surcoreana Yonhap.

La detención se produjo después de que Corea del Norte anunció el miércoles pasado el arresto del ciudadano estadunidense Tony Kim, por “cometer actos de hostilidad” dirigidos para derrocar al régimen del líder norcoreano Kim jong-un.

El estadunidense, identificado también por su nombre coreano como Kim Sang-dok, fue arrestado el pasado 22 de abril en el aeropuerto de Pyongyang, cuando intentaba viajar a China.

Con la detención de Kim Hak-Song son cuatro los estadunidenses que han sido arerstados en los últimos meses por la República Popular Democrática de Corea, (RPDC, por sus siglas en inglés), nombre oficial de Corea del Norte.

Además de Kim Hak-Song y Kim Sang-dok, el régimen de Pyongyang tiene encarcelados al sexagenario Kim Dong-chul, capturado en la frontera con China, y al estudiante estadunidense Otto Warmbier, acusado de robar un cartel de propaganda en el hotel donde se alojaba como turista.

La nueva detención ocurre en un momento de tensión en la península coreana por los recientes ensayos de misiles del régimen norcoreano y las constantes amenazas de Estados Unidos de una posible guerra.

Compartir: