Confirma Kelly: Separaremos a madres inmigrantes de hijos

Compartir:

John Kelly, secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos expresó que está considerando una propuesta para separar a las mujeres y a los niños que cruzan la frontera ilegalmente desde México.

“Sí, lo estoy considerando, para impedir más movimientos en esta red terriblemente peligrosa, estoy considerando eso exactamente”, afirmó en respuesta al cuestionamiento de un posible cambio en la política de Estados Unidos al respecto.

“Serán bien cuidados mientras lidiamos con sus padres”, destacó Kelly.

Tres funcionarios del Gobierno estadunidense comentaron que las mujeres y los niños que crucen juntos ilegalmente hacia el país podrían ser separados.

Parte de la razón de la propuesta es evitar que las madres de emigrar con sus hijos, explicaron.

Los secretarios de Estado, Seguridad Nacional, y Justicia defendieron la nueva orden ejecutiva migratoria firmada por el presidente Donald Trump, bajo el argumento de que se requiere una pausa para evaluar el sistema de inspección antiterrorista de Estados Unidos.

Al igual que Kelly los secretarios Rex Tillerson y Jeff Sessions aparecieron conjuntamente en un inusual mensaje a los medios informativos poco después que la nueva orden ejecutiva fue firmada por Trump, pero se retiraron sin tomar preguntas de la prensa.

“Con esta orden, el presidente Trump está ejerciendo su legitima autoridad para mantener segura a nuestra gente”, señaló Tillerson, cuyo Departamento de Estado tiene a su cargo el proceso de tramitación, aprobación, denegación o revocación de visados a Estados Unidos.

Tillerson sostuvo que el sentido común dicta que un país como Estados Unidos reevalúe continuamente sus sistemas de protección de la población.

“Aunque ningún sistema puede ser totalmente infalible, el público estadunidense puede tener un alto nivel de confianza de que estamos encontrando maneras de mejorar el proceso de revisión y evitar que los terroristas entren al país”, añadió.

El presidente Donald Trump reemplazó su polémico veto migratorio con una nueva orden ejecutiva que suspende durante 90 días la entrada de viajeros y refugiados de seis de los siete países originales, con la excepción de Irak.

Con objeto de evitar la confusión de la entrada en vigor de la orden original, la nueva orden aplicará a partir del 16 de marzo a los extranjeros de Irán, Libia, Siria, Sudan, Somalia y Yemen que no hayan obtenido visa válida de ingreso a Estados Unidos antes del 27 de enero.

La orden ejecutiva establece nuevos estándares para evitar la infiltración de terroristas a Estados Unidos y busca corregir los problemas que llevaron a un juez de Seattle y a una corte de apelaciones, a poner en suspenso la implementación de la orden original.

A diferencia de la primera orden ejecutiva, la nueva ordenanza excluye a todos los Residentes Legales Permanentes y a todos los extranjeros que hayan obtenido una visa válida de ingreso a Estados Unidos.

Compartir: