Cámara baja de EUA aprueba ley a favor de “dreamers”

Compartir:

La Cámara de Representantes de Estados Unidos, de mayoría demócrata, aprobó hoy un proyecto de ley migratoria que ordena cancelar los procedimientos de deportación de los indocumentados llegados cuando eran menores de edad, conocidos como “dreamers”.

El pleno de la cámara baja aprobó este martes, por 237 votos a favor y 187 en contra –estos últimos sólo de la bancada republicana–, la iniciativa HR6 que legalizaría la situación de unos dos millones de “dreamers” y de beneficiarios de los Estatus de Protección Temporal (TPS).

El anuncio del resultado de la votación fue acompañado por una ovación, aplausos y gritos de “Sí se puede” en inglés y en español, indicó la cadena en español Univisión.

Medios de prensa precisaron que cinco demócratas se abstuvieron y siete republicanos votaron a favor de la iniciativa, mientras que 187 votaron en contra por considerar que el proyecto debería incluir el tema de la seguridad fronteriza.

El proyecto deberá pasar al Senado, donde se prevé que sea descartado por la mayoría republicana, además que el lunes, la Oficina de Administración y Presupuesto de la Casa Blanca dijo en una carta que «se opone firmemente» y recomendará al presidente Donald Trump que lo vete, indicó el portal Político.

De acuerdo con el portal de la Cámara de Representantes, la denominada «Ley de sueños y promesas de Estados Unidos de 2019» cancela y prohíbe los procedimientos de deportación contra determinados grupos de inmigrantes, a quienes proporciona un camino hacia la residencia permanente.

La norma instruiría al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y al de Justicia (DOJ) a cancelar los procedimientos de expulsión contra los “dreamers”, a quienes otorgaría la residencia permanente condicional en un plazo de 10 años, bajo ciertos requisitos como el de permanecer en el país y ser estudiantes.

Los extranjeros que eran elegibles para el estado de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) y que no fueron descalificados para la renovación también serían beneficiados.

El proyecto también revocaría la restricción que prohíbe a los estados proporcionar educación superior a extranjeros indocumentados, a menos que esos beneficios estén disponibles para todos los ciudadanos de los Estados Unidos.

Las autoridades también cancelarían los procesos de deportación a los extranjeros que calificaran para el TPS o el estatus de salida diferida, quienes podrían solicitar al DHS el estatus de residencia permanente.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...