Argentina recibe certificación como país libre de malaria

Las autoridades sanitarias lograron además establecer un sistema de vigilancia que garantiza la detección precoz de los casos importados, el diagnóstico y el tratamiento oportuno y el control de los mosquitos del género anopheles, portadores del parásito que ocasiona la enfermedad, señaló el diario local El Clarín.

Compartir:

La Organización Mundial de la Salud (OMS) certificó que Argentina es un país libre de malaria, luego de un proceso de evaluación en el que demostró la ausencia de casos autóctonos desde 2011, informó el Ministerio de Salud.

Las autoridades sanitarias lograron además establecer un sistema de vigilancia que garantiza la detección precoz de los casos importados, el diagnóstico y el tratamiento oportuno y el control de los mosquitos del género anopheles, portadores del parásito que ocasiona la enfermedad, señaló el diario local El Clarín.

El ministro argentino de Salud, Adolfo Rubinstein, explicó desde Ginebra, Suiza, que esta certificación se logró tras un trabajo arduo en el que hubo capacitación y reentrenamiento en las áreas de epidemiología y en los laboratorios del país.

Para el diagnóstico precoz fue necesario capacitar a una red de microscopistas, además de que se adquirieron drogas contra el paludismo que se distribuyeron estratégicamente en todo el país, a fin de brindar el tratamiento dentro de las 24 horas de haberse confirmado el caso.

De acuerdo con datos de la OMS, durante 2016, se registraron 216 millones de casos de malaria -enfermedad que también es conocida como paludismo-, así como 445 mil muertes, la mayoría de ellos en África.

Por su parte, la subsecretaria de Prevención y Control de Enfermedades de la Secretaría de Gobierno de Salud, Miriam Burgos, señaló que celebran esta certificación “pero lejos de bajar los brazos, seguiremos fortaleciendo el trabajo porque sabemos que el desafío continúa”.

“Sin dudas, la certificación es un logro histórico para nuestra salud pública, un reconocimiento para todos aquellos que durante décadas trabajaron de manera sostenida en la lucha antipalúdica”, aseveró.

El mosquito anopheles se encuentra principalmente en las provincias argentinas de Salta, Jujuy y Misiones.

El Centro Nacional de Diagnóstico e Investigación en Endemoepidemias (Cendie) de la Secretaría de Salud de la Nación, explicó que el contagio de la malaria solo se produce por la picadura de los mosquitos infectados, no a través del contacto personal, pero sí por vía madre-hijo durante el embarazo o por transfusiones sanguíneas.

Indicaron que la principal medida preventiva es erradicar los sitios de cría de los vectores (mosquitos) de los hogares y evitar el contacto con ellos.

El certificado como país libre de malaria otorgado a Argentina se da luego que en junio de 2018, Paraguay se convirtió en el primer país de América en 45 años en recibirlo por parte de la OMS. Cuba lo obtuvo en 1973.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...