Amplía FBI búsqueda de información sobre muerte de agente fronterizo

Se ordenó desplegar carteleras digitales a lo largo de importantes carreteras interestatales en el suroeste de Estados Unidos, ofreciendo una recompensa a quien proporcione información

Compartir:

La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) expandió sus esfuerzos en la búsqueda de información sobre la muerte del agente de la Patrulla Fronteriza Rogelio Martínez, registrada en condiciones aún no aclaradas el pasado 18 de noviembre en el suroeste de Texas.

La FBI ordenó desplegar carteleras digitales a lo largo de importantes carreteras interestatales en el suroeste de Estados Unidos, ofreciendo una recompensa a quien proporcione información sobre la muerte del agente fronterizo.

Martínez, quien tenía 36 años de edad, murió la madrugada del 18 de noviembre por las heridas que sufrió en la cabeza mientras patrullaba un área cercana a la comunidad de Van Horn, a unos 200 kilómetros al este de El Paso. Un segundo agente, que no ha sido identificado, también resultó lesionado.

FBI investiga la muerte del agente fronterizo, como “un potencial ataque físico” y ofrece una recompensa de dos mil dólares a quien proporcione datos para esclarecer el incidente.

La Oficina del gobernador de Texas, Gregg Abbott, ofrece una segunda recompensa de 20 mil dólares.

La FBI informó que la búsqueda se ha ampliado al sur de California, Arizona, Nuevo México y todo Texas.

FBI busca a personas que hayan circulado por los alrededores de la comunidad de Van Horn entre las 22:00 horas y la medianoche del 18 de noviembre, solicitándoles que llamen con cualquier información.

Jeanette Harper, vocera del FBI en El Paso, informó este jueves que los investigadores explorando todas las teorías, incluyendo la posibilidad de que Martínez y su compañero hayan resultado lesionados accidentalmente o la posibilidad de que hubieran sido atacados u otros escenarios.

“Estamos analizando todo”, dijo Harper al periódico The Dallas Morning News, agregando que pasarán semanas, si no meses, antes de que finalice la investigación.

Oscar Carrillo, sheriff del condado de Culberson, uno de los primeros en responder al incidente, dijo también al Dallas Morning News, creer que un tráiler pudo haber golpeado accidentalmente a Martínez y a su compañero mientras estaban parados cerca de una alcantarilla a pocos pasos de la carretera Interestatal 10.

Los dos agentes sufrieron de huesos rotos y lesiones en la cabeza en el incidente de acuerdo con el FBI.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...