Advierte Unicef que 400 mil niños en el Congo está en riesgo de muerte

Los combates entre las fuerzas gubernamentales y las milicias regionales en la provincia central de Kasai del Congo han creado una 'tormenta perfecta de pobreza, privaciones y conflictos para los niños más vulnerables'

Compartir:

Hasta 400 mil niños están en riesgo de morir de hambre en la República Democrática del Congo a menos que se intensifiquen los esfuerzos de ayuda humanitaria, advirtió una agencia especializada de Naciones Unidas.

Los combates entre las fuerzas gubernamentales y las milicias regionales en la provincia central de Kasai del Congo han creado una “tormenta perfecta de pobreza, privaciones y conflictos para los niños más vulnerables”.

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), que presentará su informe este sábado en la capital del país africano, pidió este una acción urgente para detener la violencia contra los niños.

De acuerdo con Unicef es necesario garantizar el acceso a servicios esenciales para todos los menores; y proporcionar apoyo para la asistencia humanitaria sostenida.

Según la ONU , se calcula que 1.3 millones de personas en Kasai fueron obligadas a abandonar sus hogares después de que estallaran los enfrentamientos en la región por una disputa de poder entre un jefe local y las autoridades gubernamentales en agosto de 2016.

Unicef calcula que, como resultado del desplazamiento, que provocó que miles de familias huyeran al campo sin un suministro adecuado de alimentos o agua, cientos de miles ahora se enfrentan a una grave desnutrición aguda.

“Las buenas noticias en Kasai son que la violencia ha disminuido, pero lo que vemos allí son familias que regresan del bosque con niños y vuelven en una condición terrible” , señaló Christophe Boulierac, vocero del Unicef en declaraciones al canal qatarí de noticias Al Yazera .

“Se estima que 770 mil niños sufren de desnutrición aguda , 400 mil de los cuales sufren desnutrición aguda severa y están a punto de morir”, señaló.

Algunas partes del Congo, una de las naciones más pobres del mundo , se ha visto acosada por conflictos intercomunales y enfrentamientos entre combatientes antigubernamentales y fuerzas leales al actual presidente Joseph Kabila en los últimos años.

Desde diciembre, al menos 70 mil personas han huido de los combates en las regiones del este del país a los campos de refugiados en la vecina Uganda .

Mientras tanto, Kinshasa, la capital, ha sido sacudida por protestas que exigen que Kabila deje el cargo.

Los principales partidos de oposición del Congo alegan que Kabila “perdió toda legalidad y legitimidad” después de no renunciar en 2016, cuando su último mandato como presidente terminó oficialmente.

Kabila dijo que las elecciones para el puesto, inicialmente programadas para noviembre de 2016, tendrán lugar en diciembre.

Boulierac comentó que a pesar de “enfrentar varias dificultades”, el gobierno de Kabila debe “liderar” la respuesta a la crisis en curso en Kasai.

“Necesitamos reaccionar rápidamente con nuestra respuesta nutricional … en Unicef, a veces decimos que los niños podrían morir si no hacemos nada, pero en el caso de Kasai los niños están muriendo y ya han muerto” , precisó Boulierac, quien visitó la región el mes pasado.

” Aquí hay 400 mil niños cuyas vidas están en peligro. Es una verdadera tragedia , y ya está sucediendo”, acotó.

Unicef solicitó 88 millones de dólares en ayuda para enfrentar la crisis, ya que 3.8 millones de personas en la región de Kasai necesitan asistencia humanitaria.

La organización presentará su informe este sábado junto con funcionarios del gobierno en una conferencia de prensa en Kinshasa.

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...