Xolos curado de espanto

Sortea los cuartos de final para ponerse en antesala del título del Clausura 2017 a costa del Morelia

Compartir:

TIJUANA.- Sin hacer un gran partido, pero siendo más efectivo, Xolos ahuyentó, por ahora, los fantasmas del superlíder al superar la instancia de cuartos de final y colocarse en semifinales del Torneo Clausura 2017 de la Liga MX tras superar 2-0 a Morelia (2-1 global).

Después de perder en la ida 0-1, el conjunto fronterizo estaba obligado a ganar, y lo hizo con el empuje de su afición en el Estadio Caliente para seguir presente en la liguilla con goles de Henry Martín, al minuto 42, y del argentino Juan Martín Lucero, al 80.

Así, Morelia vio terminado su sueño luego de pelear por no descender y sufrir, a lo largo de la fase regular, para llegar a la “fiesta grande” como invitado incómodo.

Xolos se presentó ante sus seguidores con la obligación de ganar para librarse de la “maldición” del superlíder y para evitar otra catástrofe, como la que vivió en el semestre pasado, ante León, pese a haber sido el mejor del certamen en la ronda regular.

Además, tenía la consigna de mejorar su rendimiento futbolístico, toda vez que en la ida, en el Estadio Morelos, dejó mucho que desear.

Por su parte, Monarcas, con nada que perder y mucho que ganar, se paró en la frontera en busca de ese gol que complicara todavía más la tarea para los “caninos” tras el 1-0 que consiguieron en casa, pero aquí lo tuvieron que hacer sin su figura, el goleador del torneo, el peruano Raúl Ruidíaz, quien, por lesión, ni el viaje hizo, y eso pesó para los michoacanos.

Así, Xolos trató de ir un poco más al frente desde los primeros minutos, pero sin tener la claridad necesaria para exigir al máximo al portero Sebastián Sosa, mientras Monarcas esperó a tener una ocasión que lo impulsara a las semifinales, aunque en el primer lapso no la encontró.

Y ahora sí apareció la estrella del conjunto fronterizo, el colombiano Avilés Hurtado, quien estuvo muy participativo, de un lado a otro, tratando de abrir huecos y pidiendo la pelota.

De esta forma, al minuto 20 cimbró el travesaño con remate de cabeza.

La insistencia comenzó a ser más marcada por el lado local, de ahí que antes del entretiempo, en jugada de tiro de esquina, se produjera el gol de Xolos cuando Joe Corona tocó de cabeza y Henry Martín remató con el pie, muy cerca de Sosa, para perforar las redes del visitante.

El gol emparejó la serie global a un gol y, de este modo, los “purépechas” eran los obligados a anotar, ya que en esos instantes los fronterizos estabas en semifinales, aunque sin confiarse, pues un gol de visitante de Morelia lo obligaba en hacer dos más.

En la parte complementaria, Monarcas adelantó un poco más sus líneas para conseguir ese ansiado gol; incluso si recibía otro, la meta seguía siendo anotar uno, de ahí que Xolos siguiera con la presión desde la salida del rival para dar pie a la reacción visitante.

Por momentos, el segundo lapso fue cortado, sin un claro dominio de alguno de los dos clubes, por lo que tuvo que ser hasta los minutos finales cuando Morelia tuvo que arriesgar más; incluso, el estratega Roberto Hernández sacó un defensa.

En ese tenor, a 10 minutos del final, el portero local, Gibrán Lajud, hizo un atajadón a remate a bocajarro de Rodrigo Millar para que la pelota se fuera a tiro de esquina, una parada que bien valió la serie a favor de Xolos, y más porque en la siguiente jugada, los “caninos” hicieron el 2-0.

Los anfitriones firmaron un contragolpe letal que acabó con el pase de Avilés Hurtado y el remate raso de Juan Martín Lucero para el 2-0, que aumentó el ánimo local, aunque eso todavía no liquidaba nada, ya que Monarcas aún necesitaba un tanto más para seguir con vida.

El estratega local Miguel “Piojo” Herrera sacó a su figura, Hurtado, para meter al novel zaguero Hiram Muñoz para que los tijuanenses acabaran atrás en su territorio, pidiendo, incluso, el tiempo para sellar su pase a la siguiente ronda.

En la serie hubo poca diferencia entre el líder general, Xolos, y un Morelia que por minutos llegó a estar descendido, se salvó y encaró estos cuartos de final con la frente en alto, aunque las variantes, pegada y una mejora futbolística en el juego de vuelta le dieron a la jauría un merecido pase a la antesala por el campeonato.

El árbitro del encuentro fue Óscar Macías, quien cumplió con una gran labor; amonestó a los locales Guido Rodríguez y Gibrán Lajud, así como al visitante Miguel Sansores.

Compartir: