Tomando forma

Habrá que descubrir finalmente en dónde radica la pequeña gran diferencia para que un equipo se levante con el título de campeón

Compartir:

En las principales ligas europeas ya se han dado partidos, que si bien no son definitorios, en algún momento al final de la temporada sí que nos pueden hacer recordar dichas jornadas para llevar a cabo las sumas y restas para descubrir finalmente en dónde radica la pequeña gran diferencia para que un equipo se levante con el título de campeón mientras el rival, se lamenta desconsolado en el silencio y la oscuridad de su vestidor, en el anonimato.

Premier League

Con un Leicester City que vendió bastante cara su derrota en su visita al Anfield Road y con un Liverpool convencido de su juego y del objetivo a lograr, los de la capital mundial del rock, se hicieron de tres puntos vitales en sus aspiraciones por lograr su primer campeonato de Premier League (primer campeonato desde que se juega en dicho país el formato actual), con un agónico 2-1 de último minuto. Un triunfo que si bien lo merecía, las formas le quitaron brillo, pues otra vez el VAR fue parte de una decisión polémica.

Leicester, sabedor de sus carencias, trabajó un partido desde su trinchera, desde sus posibilidades que han puesto contra las cuerdas a un equipo que está llamado a romper récords propios, nacionales y por qué no, también mundiales.

Por su parte, los Citizens, a sabiendas que debían ganar sí o sí y así no despegarse de su contrincante por el título y que, para ello debían doblegar a los Wolves, con Raúl Jiménez incluido en su 11 estelar. Y vaya batacazo se han llevado los dirigidos por Guardiola, que con más ímpetu que con orden y claridad de ideas, “intentaban” de todas las formas que esas ganas les permitían, romper esa pared amarilla; pero para la mala fortuna del equipo de Manchester, no contaban con 2 sendos contragolpes, uno de ellos liderado por un pletórico Raúl Jiménez, ha hecho un jugadón dejando plantado en el césped a Otamendi para servir ¾ de gol a su compañero Traoré Diarra y perforara para el 0-1 la portería del equipo local y en un segundo contragolpe con mucha velocidad, precisión y visión otra vez por parte del delantero azteca, con un pase filtrado dejó nuevamente a su compañero Traoré Diarra solo ante el meta blue para recetarle una losa de muerte y firmar el 0-2.

Enhorabuena por los Wolves, que sin ser un equipo grande han irrumpido gratamente en la primera división inglesa y con un jugador mexicano que más allá de estar bajo los reflectores por sus “enganches” en redes sociales con sus “haters” o estar más preocupado por subir “historias” en su Instagram y mostrar al mundo qué colorante ha usado para su caballera, es un jugador trabajador, que día a día se nota a leguas cuáles son sus prioridades, es por ello que a este tipo de jugadores  y profesionales, tan escasos en México, siempre se les deseará todo el éxito y más aún, cuando deciden tenerlo en competencias de primer mundo.

Así pues, Liverpool se ha despegado ya 8 puntos del Manchester City que le sigue con 16 unidades, Arsenal con 15 y Leicester, Chelsea y Crystal Palace empatados con 14 puntos; Manchester United más deprimido que antes con apenas 9 puntos de 24 posibles, sin palabras.

En la semana pasada salieron varias notas periodísticas en las cuales hacían mención del plan de trabajo y de continuidad para el proyecto que se trabaja en  Manchester City, en el cual mencionan a Giovanni van Bronckhorst, como el elegido para dar seguimiento al trabajo que ha llevado a cabo Pep Guardiola y su equipo de trabajo en dicho club, de tal forma que se dice que el neerlandés duerme, come, vive, respira y aprende, literalmente, en las instalaciones del club, desde cantera hasta primer equipo.

¿Exagerado? Uno podría pensar que sí, pero seguramente al ver la triste realidad en la que está sumida su rival de ciudad, el otrora mandamás inglés, han puesto sus barbas a remojar y no caer en los mismos errores, ¿usted qué opina?

La Liga

Una liga deprimida en futbol, resultados y espectáculo definitivamente, en la cual sus grandes estandartes no despiertan en Europa como se les espera y se les debe exigir y que, en la liga doméstica, a pesar de sumar puntos y goles, no termina de convencer en la actitud, con el futbol desplegado, el paupérrimo espectáculo y con las súper nóminas que manejan.

De los merengues, hoy día líderes con 18 puntos de 24, se ve un equipo gris, deprimido, empequeñecido, que aún no es capaz de ganar un partido en la competencia madre, Champions League (1 derrota y 1 empate como local) y en liga, con sendos bandazos de futbol y actitud, que si bien goleó 4-2, no olvidemos que es el Granada y que, un par de días atrás, el Brugge, sí, el Brugge, los tuvo en su propia casa contra las cuerdas con 0-2.

Muchos son los rumores que se escuchan ya en los pasillos del Santiago Bernabéu y que cada vez se hacen más fuertes: ¡Fuera Zidane, fuera Zidane!

Parte de la prensa merengue se ha encargado de llevar una campaña de desprestigio hacia el técnico francés, justificada o no, pero lo cierto, es que el multicampeón de Europa, cada jornada que pase sin convencer a sus dirigidos y por ende a la afición merengue, su crédito disminuirá alarmantemente y que, Mourinho desde su trinchera, espera con cautela, con paciencia, con olfato de cazador, para saltar hacia su presa y devorarle, de tal forma pueda tener una última oportunidad en un club grande y de prosapia, que le permita pagar la deuda que tiene con el club madrileño y de paso, llevar su nombre a los niveles donde alguna vez estuvo, como “The Special One”.

Por su parte, otro equipo en depresión, con conflictos internos, con duros reveses por parte de leyendas para formar parte de la directiva (Carles Puyol rechazó la dirección deportiva del club blaugrana), con recados más directos que a oscuras, como el que ha hecho Gerard Piqué a la directiva, el mensaje entre líneas de Griezmann y que seguramente por ese atrevimiento le ha llevado al banquillo en este último partido, entre muchas otras problemáticas que enfrenta el club; jugó su partido en el Camp Nou ante el Sevilla, una oportunidad única de sumar de a tres, comprar oxígeno para una temporada que seguramente será larga, muy larga y de paso, acercarse a los primeros puestos de la tabla.

Y así fue, un contundente 4-0 ante los andaluces, con un partido de buen nivel, ejerciendo presión desde la parte de arriba, cada peón haciendo su labor en pro de esa dinámica que tanto gusta en el Barca, puso en evidencia a un Sevilla en el cual también se cuecen habas, un club en el cual también existen grietas en la directiva y que han dejado de invertir últimamente, sobre todo, de manera inteligente.

Si bien el Barca ha ganado los últimos 3 partidos de liga y último de Champions, aún deja más dudas que certeza, se ve un equipo que a leguas no tuvo, ni de cerca, una pretemporada bien planeada y correcta, en la cual se le dio más importancia a los réditos económicos que a los de una preparación física a fondo (hoy lo están sufriendo con tantos en la enfermería) y conjunción de equipo, en el cual su estrella, Messi, al parecer sigue deprimido por no compartir con su gran amigo Neymar Jr. lo que provoca su poca o nula vinculación con Griezmann, una defensa de cristal y donde ridículamente, se le está dando un rol de “salva vidas” a un adolescente de escasos 16 años, Ansu Fati.

Un Barca que no cree en su propio ADN, al desechar a Riqui Puig, Carles Aleñá, Carles Pérez, Cucurella, entre otros, y sí creemos en la cartera para que traigan triunfos y glorias a corto plazo, olvidando que en este club, por supuesto que gusta competir y ganar todo, pero no a cualquier precio, no pisando la filosofía y los valores, así no señor Bartomeu. No faltan dos dedos de frente para saber porqué una gran figura de lo que es SER BLAUGRANA, como Carles Puyol, ha decidido rechazar su oferta y hacerse de la dirección deportiva del club, tampoco faltan el mismo número de dedos de frente, para entender porqué Gerard Piqué (quien cada vez hace más notorias sus ganas por presidir este club) manda mensajes directos y a la cara a su directiva y que Xavi también ha levantado ya la mano y la voz.

Urge en este club, esa revolución, con gente que no solo se interese por los beneficios económicos, sino que también vea por la continuidad y respeto de los fundamentos que cimentan a esta entidad.

Por su parte, Atlético de Madrid, en sus últimos dos partidos ligueros, si bien no han recibido gol, de igual forma han sido incapaces para romper el marcador. Han dejado pasar oportunidades para dar un golpe sobre la mesa y dejar claro que están listos para mandar en España y Europa, pero no ha sido así, sus empates en su estadio ante el Real Madrid y contra el Valladolid en el Zorrilla, los han arrastrado al tercer lugar con 15 puntos, seguidos por Granada con 14 y la Real Sociedad con 13.

Bundesliga

Después de ver a un verdadero rodillo bávaro en la cancha del Tottenham Hotspur y recetarles un impresionante 2-7, vaya sorpresa vimos en la Bundesliga al ver cómo el Hoffenheim le propinaba un 1-2 en su propio estadio, sí, el Allianz Arena.

Y así, el Borussia Mönchengladbach aprovechó para golear al Augsburgo por 5-1 y hacerse del liderato del campeonato alemán con 16 unidades, Wolfsburg con 15 puntos, el ya citado Bayern München con 14 al igual que Freiburg, RB Leipzig, Schalke 04 y Leverkusen, mientras el Dortmund se aleja cada vez más y se rezaga con 12 puntos.

Así entonces estimado lector, en espera que les guste este espacio de opinión abierta, nos leemos en breve.

¡Hasta pronto!

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...