Su camote y a dormir

Con revés ante el Puebla, Cruz Azul dice adiós a posibilidad de liguilla y vuelven los problemas de descenso

Compartir:

PUEBLA.- Otra vez en el último minuto, Cruz Azul dejó ir un partido en el que tenía, por lo menos, el empate.

Ello, luego de que el Puebla le sacara el triunfo 2-1 en el encuentro que cerró la fecha 14 del Torneo Clausura 2017 de la Liga MX.

El cuadro cementero había tomado la delantera en el tanteador apenas a los cuatro minutos de juego con la anotación de Rafael Baca, sin embargo, gol en propia puerta de Julio César Domínguez, en el 56, y el del argentino Christian Esparza, al minuto 90+3, le dieron la vuelta.

La paridad le cae bien al conjunto poblano, que termina con cinco partidos sin ganar y prácticamente tiene la salvación en sus manos, mientras el cuadro cementero dice adiós, de nueva cuenta, a una posibilidad de liguilla al quedarse en 14 puntos y con problemas de descenso.

Con la derrota de los tres equipos que ocupan los últimos sitios de la tabla de cocientes, el conjunto poblano y el de la Máquina no dejarían pasar la ocasión para sumar puntos, a fin de salir de sus problemas en este renglón y enfocarse en otra cosa.

Fue el Cruz Azul el que propuso desde el inicio del encuentro; así, a los cuatro minutos del silbatazo que puso en marcha las hostilidades ya se encontraba arriba en el marcador 1-0 con el tanto de Rafael Baca, en certero remate con la cabeza.

La ventaja en la pizarra llevó al elenco visitante a manejar el encuentro y a generar más llegada sobre el marco defendido por Fabián Villaseñor, que pasó algunos apuros para controlar los envíos del adversario a su meta.

Por su parte, el cuadro poblano salió al terreno de juego con la mira desviada, pues tan sólo el argentino Pedro Canelo tuvo un par de ocasiones para vencer a Jesús Corona, pero sus envíos salieron desviados cuando ya se cantaba el gol.

Las cosas parecían ir bien para el cuadro cementero en el encuentro, pero al arranque de la parte complementaria se encontró con un gol en contra que le valió el 1-1, un autogol de Julio César Domínguez en el minuto 56.

Con la posibilidad de ir por el resultado, Puebla tuvo unos minutos el balón en su poder, pero no pudo hacer efectivo ese dominio, mientras Cruz Azul le bajó el ritmo y le quitó el esférico, aunque fue al frente sin idea para irse con la paridad.

Y le volvió a ocurrir al Cruz Azul: En el tercer minuto de compensación, el recién ingresado Christian Esparza tuvo una llegada por izquierda y con disparo cruzado venció la estirada de Jesús Corona, que no pudo evitar el tanto de la derrota que los deja otra vez sin liguilla y que significó el triunfo poblano.

Aceptable el trabajo del silbante Marco Antonio Ortiz; por La Franja amonestó a Robert Herrera, Jerónimo Amione y al argentino Christian Esparza, mientas por la Máquina pintó de amarillo a Omar Mendoza, al argentino Julián Velázquez y Rafael Baca.

 

Compartir: