Sí pesan las playeras a la hora de sancionar: Orvañanos

‘No se hubiera hecho tanto lío si Pablo Aguilar no fuera jugador del América’, asevera

Compartir:

El ex portero y ahora comentarista Raúl Orvañanos aseguró que en cierta parte todavía pesan las playeras del futbol mexicano, dado que no se hubiera hecho tanto lío si Pablo Aguilar no fuera jugador del América.

Orvañanos consideró que, en un principio, la suspensión de 10 partidos para el defensor paraguayo se dio porque se trató de un elemento de un club trascendental del balompié mexicano, lo que ocasionó la huelga de árbitros y la corrección del castigo, que terminó por ser de un año, mientras el año de suspensión a Enrique Triverio, del Toluca, le pareció un exceso.

“Debo de reconocer que sí, sí pesan las playeras; si el sancionado no hubiera sido Pablo Aguilar, que es del América, no se hubiera hecho tanto lío y todo se manejó mal; esto es una buena oportunidad para que ya no pesen las playeras y haya castigos como se los merezcan; que esto sea un parteaguas de ahora en adelante”, expresó.

El conductor del programa Cara a Cara y narrador de partidos de futbol en la cadena Fox Sports subrayó lo complicado que será este tipo de sanciones para los clubes y jugadores inmiscuidos, pero que son las consecuencias por los actos.

“No es bonito que a alguien lo castiguen un año y que se quede sin trabajo, pero es un escarmiento y los árbitros deben reportar las cosas realmente como son”, dijo en entrevista .

Recalcó que todo se manejó mal desde el comienzo y que piensa que al argentino Triverio, del Toluca, se le podrá reducir el castigo una vez que los clubes vayan al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS).

“Se manejó mal desde el principio; la cédula decía agresión en los dos casos, pero, para mí, lo de Triverio me parece que es exagerado; pienso que si Triverio va al TAS le van a reducir el castigo, y lo de Pablo Aguilar, para mí, sí hay agresión”.

“La enseñanza que dejó el paro de la fecha 10 del Torneo Clausura 2017 de la Liga MX fue que supimos y se conoció que los árbitros están unidos y pudieron parar la jornada.

“No es normal que se pare el torneo en un país en una liga considerada seria; ojalá Decio de María (presidente de la Femexfut) tenga conocimiento en serio para cuando vengan otras sanciones; pienso que debemos conocer qué dice la cédula; nadie sabía que decía la palabra agresión; hay que actuar abiertamente y se acaban los problemas”, acotó.

 

‘ES ALGO TAN INCREÍBLE’

Cecilio Domínguez, jugador paraguayo del América, consideró que la sanción de un año impuesta a su compañero Pablo Aguilar es exagerada porque no la vio como una fuerte falta; “es algo tan increíble”.

Indicó que hay reglas que deben seguirse; “nunca he visto una expulsión, una sanción tan exagerada, y pedimos que realmente se sancione lo que es”.

Sin embargo, el sudamericano apuntó que a pesar de esa situación, el club está motivado para enfrentar el duelo contra Pumas de la UNAM el domingo.

De igual manera, dijo estar listo para jugar el “clásico” y regresar con mucho ánimo para buscar ayudar al equipo; “debemos trabajar más para este juego, que es importante”.

Refirió que América ha tenido varias situaciones adversas; “hemos recibido muchos golpes; eso te hace fuerte, y más a un club tan grande como América; estamos golpeados y ya no queremos ser eso”.

 

QUE HOMBRES DE NEGRO SEAN MÁS CONSCIENTES

ZAPOPAN.- José Guadalupe Cruz, timonel de los Rojinegros del Atlas, pidió a los silbantes ser más conscientes en su labor para evitar situaciones controvertidas y expresó su apoyo por la decisión de detener el torneo.

“La posición de muy clara: Hicieron un paro en donde exigieron respeto y orden, entonces, ahora viene que ellos tengan conciencia y que hagan su trabajo y nosotros el nuestro”, afirmó.

Refirió que si, en cada semana, la labor de los jueces está supervisada, ahora deben ser más minuciosos para evitar otro tipo de casos como los ya conocidos.

“Estamos de acuerdo con el tema del criterio, pero si hay un reglamento hay que apegarnos más a lo que rige; los árbitros son seres humanos propensos a equivocarse; no veo en ninguno de ellos dolo, mala intención ni alevosía para una marcación”, apuntó.

 

Compartir: