Recibe Muhammad Ali último conteo

Louisville da emotivo adiós a Muhammad Ali; presidentes, artistas, familiares y amigos se suman

Compartir:

LOUISVILLE.- Presidentes, artistas, familiares y amigos dieron el último adiós al ex campeón mundial de boxeo Muhammad Ali, conocido como “El Más Grande”, en un emotivo servicio fúnebre en esta, su ciudad natal.

“Muhammad Ali era América, Muhammad Ali será siempre América. ¡Qué hombre, qué espíritu, qué campeón tan jubiloso y asombroso!”, aseguró Valerie Jarrett, asesora principal del presidente Barack Obama al leer un mensaje enviado por el mandatario.

Ali “era nuestras libertades más básicas: De religión, de expresión y de espíritu”, dijo Jarret en el auditorio KFC Yum Arena, cuyo escenario lució repleto de flores en honor al ex boxeador fallecido hace una semana.

“Fue un soldado universal para la comunidad humana”, agregó, por su parte, el ex presidente William Clinton al destacar que, de joven, Ali “fue una persona muy inteligente que nunca tuvo el crédito por lo inteligente que era”.

Clinton agradeció a su viuda Lonnie Ali, presente en primera fila, por hacer “más exitosa” la segunda parte de la vida del ex campeón, que su primera etapa en los cuadriláteros.

Pese a la solemnidad y tristeza, el servicio fue una celebración a la vida de Ali y sus logros, y estuvo repleta de anécdotas curiosas y, en ocasiones, graciosas con amigos, como el actor Billy Crystal.

Atallah Shabazz, la hija mayor de Malcolm X, leyó una poesía, mientras el rabino Joe Rapportt elogió la “amabilidad y compasión” del ex campeón mundial de los pesados.

El servicio fue dirigido por un imán e incluyó clérigos de varias Iglesias.

Otros invitados incluyeron al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, el rey Abdullah II de Jordania y celebridades afroestadounidenses, como los ex campeones Mike Tyson y Lennox Lewis, así como el actor Will Smith y el presidente del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), Mauricio Sulaimán.

Por la mañana, miles de personas salieron a las calles para despedir al ex boxeador en el cortejo fúnebre que comenzó su recorrido escoltado por limusinas y vitoreado por ciudadanos que gritaron “Ali, Ali” cuando el cortejo pasaba frente a ellos.

El recorrido incluyó lugares importantes en la vida de Ali, como su antigua casa, el gimnasio al que acudió por vez primera, el Muhammad Ali Center y el boulevard que lleva su nombre.

Después del servicio fúnebre, una recepción privada para los amigos e invitados estaba prevista en el Muhammad Ali Center.

 

 

Compartir: