Rafael se queda sin Nada..l

Compartir:

PATRICIA D’ARCY

 

En dos sets Sam Querrey venció a Rafael Nadal en la final del Abierto Mexicano de Tenis por parciales de 6/4 y 7/6(3).

El español nunca logró aminorar el impacto del saque del estadounidense, quien ganaba con facilidad sus juegos, mientras que él luchaba para no alejarse en el marcador.

Desde el primer set Querrey se mostró confiado, sin nada que perder, desarrolló un juego perfecto, solo así podría ganarle a Rafa.

En el octavo juego del primer set le rompió el servicio a Rafa y se colocó adelante 5/3, con su saque logró hacerse del primer set, por primera vez en su paso en el Abierto Mexicano de Tenis perdía un set, desde 2005 se mantenía invicto.

Molesto, pero con decisión Rafa Nadal iniciaba el segundo set, ganando con su servicio, parecía que iba a demostrar su jerarquía y darle vuelta al marcador, sin embargo el nivel de Querrey no disminuyó, por el contrario subió al nivel del manacor.

Ambos jugadores defendían sus servicios y Rafa seguía sin encontrar la manera de ponerse adelante en el partido.

La posibilidad llegaba en el octavo juego del segundo set, donde tuvo cuatro oportunidades de quiebre y ninguna de ellas se pudo concretar, Rafa fue traicionado por la presión.

El partido siguió muy cerrado y llegó a la muerte súbita, en donde la clave estuvo en la confianza de Querrey, a quien le salían todas las jugadas, finalmente logro tener puntos para partido y con un error de Rafa ganó el campeonato en el primer intento.

Al finalizar el partido Nadal no pudo ocultar su tristeza y reconoció que esta vez su rival jugó mejor y él hizo todo lo posible, pero fue superado.

Por su parte el campeón emocionado tras el triunfo compartió que se sintió muy cómodo y ha sido un gran año.

“Es increíble cuando todo te sale bien, tomas mucha confianza, este es el torneo más grande que he ganado, y ganarle a un jugador como Rafael Nadal es algo muy bueno”, sentenció.

Compartir: