Rafael Nadal ‘amo y señor’ de Roland Garros

Compartir:

El tenista español Rafael Nadal demostró, en 2019, que en el torneo de Roland Garros es invencible cuando llega a la final al conseguir el duodécimo título de su carrera, con lo cual se convirtió en el máximo ganador de la historia en un Grand Slam.

Intratable en la arcilla parisina, Nadal llegó como segundo de la siembra y, en la final, volvió a encontrarse con el austriaco Dominic Thiem, a quien derrotó en cuatro sets tras un complicado inicio, aunque al final lo arrolló para coronarse.

Para el certamen, Nadal llegaba con siete torneos disputados en el año, pero con sólo un título, el Masters 1000 de Roma, de ahí la motivación para repetir su actuación en la capital francesa.

El inicio de Nadal en el torneo, que se realizó del 26 de mayo al 9 de junio, fue sin muchas complicaciones para el mallorquín tras dejar en el camino a los alemanes Yannick Hanfmann y Yannick Maden en sets consecutivos.

Su primera prueba complicada sería en tercera ronda, pues el belga David Goffin, vigésimo noveno de la siembra, era el oponente a vencer, y aunque perdió una manga lo eliminó por 6-1, 6-3, 4-6 y 6-3 antes de imponerse al argentino Juan Ignacio Londero en octavos de final.

En la parte baja del cuadro, donde fue ubicado el ibérico, se esperaban duelos con el japonés Kei Nishikori, séptimo en las preferencias, y con el suizo Roger Federer, tercero, quienes avanzaron poco a poco hasta medirse con el español.

Nishikori fue su oponente en cuartos de final, al que se impuso en sets corridos, por 6-1, 6-1 y 6-3, en menos de dos horas, con un juego intratable y en busca de un cetro más en su torneo favorito.

Con la intención de hacerse del boleto a la final se mediría con el ex número uno del mundo y considerado el mejor de la historia, quien llegaba con un récord negativo de 13-2 ante Nadal en arcilla, pero que estaba ante una gran oportunidad de vencerlo por primera vez en su sexto duelo en el torneo.

Sin embargo, Nadal volvió a demostrar amplia superioridad en su superficie favorita.

Fueron tres mangas las necesarias (6-3, 6-4 y 6-2) para dejar en el camino a Federer, quien volvió a fallar en su intento de vencer a Nadal en el segundo “grande” del año.

Aunque se esperaba que la final fuera contra el serbio Novak Djokovic, número uno del mundo, el joven austriaco Dominic Thiem quería cobrar revancha de la final perdida el año pasado y liquidó a “Nole” para volver a citarse con Nadal.

El 9 de junio, Nadal y Thiem volvieron a verse las caras y el resultado fue el mismo, triunfo del mallorquín.

El cuarto de la siembra trató de jugarle de tú a tú al ibérico y lo logró en las primeras mangas, las cuales se repartieron.

Sin embargo, las dos siguientes fueron un auténtico paseo para Nadal, quien al final se impuso por 6-3, 5-7, 6-1 y 6-1 para levantar nuevamente la “Copa de los Mosqueteros”, algo habitual en su exitosa carrera.

Ese triunfo representó el duodécimo título de “Rafa” en Roland Garros, el Grand Slam número 18 en su carrera, para ponerse a dos de los históricos 20 de Federer, además de romper el récord de la australiana Margaret Court de más títulos obtenidos en un “grande”, pues ella había ganado 11 Abiertos de Australia.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...