‘No creo que sea un gran campeón’: Chávez Jr., de ‘Canelo’

Minimiza rivales a los que se ha enfrentado Saúl Álvarez; 'no le gusta escuchar su verdad’, dice el hijo de la leyenda del púgil tapatío

Compartir:

Saúl “Canelo” Álvarez es un buen peleador, pero no un gran campeón, como ha habido muchos en México, aseguró Julio César Chávez Jr., quien ve algo de resentimiento o envidia en su rival del 6 de mayo.

“Es un deportista, se ve fuerte, y lo que he visto yo, y ustedes, es que ha peleado con peleadores siempre favorecido en alguna cosa; es un buen pelador, difícil; por eso estamos tomando las cosas en serio, pero no creo que sea un gran campeón, como ha habido en México”, abundó “Julito”.

Antes de su tercera sesión de trabajo, ya, con el entrenador Ignacio Beristáin en el gimnasio Romanza de la Ciudad de México, y única que realizará, reiteró que al “Canelo” no le gusta escuchar su verdad.

“No le gusta escuchar su verdad; quiere que le diga yo que es Salvador Sánchez, Juan Manuel Márquez, Julio César Chávez; no le puedo decir; si se enoja por eso, que me disculpe”, aseveró.

Asimismo, Chávez Jr., dijo notar algo de resentimiento en el pugilista tapatío; “cuando estuvimos en diferentes televisoras él me retó; si no hubiera sido ese reto no hubiera existido él; hay algo de resentimiento, rencor, envidia; somos colegas del mismo deporte; que gane el mejor”

Ya bajo las órdenes de “Nacho”, dijo que estos días han sido para corregir algunos errores en su accionar rumbo a su importante duelo, donde estará en juego el orgullo, mucho más importante que cualquier apuesta.

“Lo que ha hecho es corregir errores, hábitos que traía yo del pasado; subir más las manos, detalles que él ve; yo sólo le hago caso y trato de aprender; imaginen la experiencia que él tiene. Estoy motivado por la pelea; no pienso desaprovecharlo”, aseveró.

Tras manifestar que dio 182 libras la última vez que se pesó, dijo que una de las claves para salir con el brazo en alto podría ser el aguante en los 12 rounds en los que está pactada, por lo que el trabajo físico será determinante.

“Estoy enfocado en agarrar la condición para aguantar los 12 rounds, tirar goles, no cansarme; creo que será una de las claves para ganar la pelea; será importante entrar bien, en ritmo, no fuera de distancia, la velocidad, como cuando peleé con (Peter) Manfredo; pelear al mismo nivel que él”, concluyó.

 

BERISTÁIN ‘JODE’ A HIJO DE LA LEYENDA

El boxeador mexicano Julio César Chávez Jr., se presentó en el gimnasio Romanza para cumplir con su tercera sesión de trabajo ya con la mira puesta en la pelea, del 6 de mayo próximo, en Las Vegas, contra Saúl ” Canelo” Álvarez.

Minutos antes de las 15:00 horas hizo su arribo el hijo de la leyenda, acompañado de su familia, entre ella su papá, Julio César Chávez, y su equipo de trabajo, como su tío Rodolfo Chávez y el preparador físico Memo Heredia.

Más de 20 medios de comunicación y decenas de aficionados al pugilismo se dieron cita en el gimnasio de Ignacio Beristáin para presenciar la práctica de “Julito”, única que hará en la Ciudad de México antes de irse al Centro Ceremonial Otomí.

Tras su llegada atendió a los medios de comunicación con diversas entrevistas; incluso, su papá, Heredia y “Don Nacho” dieron declaraciones una y otra vez

“Ahorita lo voy a joder aquí con 10 rounds de puras combinaciones, si me dan chance, porque ya está haciendo sombra”, comentó el legendario entrenador antes de terminar con su última entrevista.

Luego de la sombra y de los 10 rounds de costal, en los que fue exigido por “Nacho”, Chávez Jr., siguió con la pera y sesión de fotografías; desde su llegada siempre hubo cámaras a su alrededor.

Ya sin el sonido del impacto al costal o la pera, siguió con la cuerda en medio de murmullos de gente ahí reunida, pero Julio pidió música. Quiso cumbia, que tardó en sonar; se escuchó después banda y Julio siguió su trabajo.

Mientras hacía sombra apareció “Nacho” para dar la indicación de que finalizaba la práctica, una de las tantas que le esperan en los próximos dos meses, rumbo a la pelea con el “Canelo” en la T-Mobile de Las Vegas.

 

NI ENTRENADOR NI AYUDANTE

El legendario Julio César Chávez dejó en claro que no es entrenador ni ayudante de su hijo, Julio César Chávez Jr., es decir, que sólo le da consejos y colabora para preparar la estrategia rumbo al duelo con Saúl “Canelo” Álvarez.

De visita en el gimnasio Romanza, donde entrenó Chávez Jr., el legendario “JC” acompañó a su vástago para la primera y única práctica en la Ciudad de México antes de concentrarse en el Centro Ceremonial Otomí.

“Simplemente le doy consejos; (corregimos) unas fallas y sólo estamos preparando la estrategia yo y ‘Don Nacho’ para el ‘Canelo’”, dijo Chávez cuando atendió a los medios de comunicación ahí reunidos.

Aclaró que no tiene un trabajo en particular en la preparación del “Junior”, pues todo lo hace como papá, como siempre lo ha hecho en las peleas del pugilista de 31 años de edad.

“Soy su papá; no soy su entrenador ni su ayudante; soy su papá; estoy detrás de mi hijo, dándole consejos, tratando de ayudarlo, sobre todo mentalmente; de lo físico se encarga (Memo) Heredia”, añadió el ex pugilista.

Finalmente, dijo que nunca había visto a su vástago tan comprometido, muy motivado rumbo a la pelea del 6 de mayo en la T-Mobile Arena de Las Vegas.

“Lo veo bien, concentrado, motivado como nunca lo había visto; es la primera vez, desde que empezó, que lo veo tan motivado; no había visto a Julio con esa ambición”, concluyó.

 

 

 

Compartir: