Lustro dorado

Con letras de oro escribió seleccionado mexicano año 2012 en Juegos Olímpicos de Londres

Compartir:

Para la selección mexicana, el año 2012 se escribe con letras de oro después de haber hecho historia en los Juegos Olímpicos de Londres al conseguir la presea dorada y, así, poner en lo más alto la Bandera tricolor.

Para el combinado dirigido, en ese entonces, por Luis Fernando Tena fue un inicio de torneo con dudas al salir con un empate sin goles contra Corea del Sur en el estadio “St James’ Park”, por lo que el equipo tuvo que reencontrar su camino y sacudirse las críticas que le llovían.

La fase de grupos terminó y el seleccionado nacional consiguió el primer lugar con siete puntos y sin recibir gol, para así demostrar que el partido de debut solamente los hacía más fuertes en su camino por una presea.

En los cuartos de final, el rival fue Senegal, con el que lograron sacar un resultado de 4-2 y, así, encaminarse a las semifinales contra una selección de Japón que dio pelea; así, sin ser suficiente para detener a la aplanadora en la que se había convertido la selección mexicana, aseguró una medalla al conseguir su pase a la final.

El escenario era el mítico estadio de Wembley, la cuna del futbol; el rival, Brasil, con Neymar como su estrella, y con la mira puesta en el único título que en ese entonces le hacía falta a la “verdeamarelha”.

Los mexicanos no se dejaron intimidar por el ambiente que rodeaba el partido y desde el primer minuto en juego se ponían adelante en el marcador con gol del delantero Oribe Peralta, por lo que las gargantas de los miles de aficionados en el recinto, así como en la República Mexicana, se hacían escuchar.

El primer tiempo terminó y los cariocas no podían reponerse en el encuentro; los segundos 45 minutos dieron inicio y el equipo nacional trataba de detener los embates de sus rivales, que con Neymar y Hulk buscaban conseguir el gol del empate.

Para el minuto 75 de tiempo corrido, Marco Fabián mandó un centro al punto penal del área rival, donde una vez más aparecería Peralta para conseguir marcar el segundo de la tarde y, así, estar más cerca del objetivo.

En el descuento, Brasil pudo anotar un gol por medio de Hulk y lograba poner presión a sus rivales, aunque no fue suficiente para alcanzar y derrumbar los sueños de los guerreros aztecas que llenaron de orgullo a una nación.

La Bandera de México ondeaba en lo más alto; el himno sonaba en Wembley; los jugadores tenían la medalla de oro; hacían historia al ser los primeros en conseguir la presea dorada en unos Juegos Olímpicos.

 

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...