Copa Bobby Bonales con ganadores

Gladiadores El Felino, La Comandante e instructor Arturo Beristáin se hacen de trofeo

Compartir:

La séptima edición de la Copa Bobby Bonales fue otorgada a los gladiadores El Felino, La Comandante y al instructor Arturo Beristáin por su destacada trayectoria en la lucha libre mexicana, en el marco del 63 aniversario de la inauguración de la Arena México.
Bonales fue un fino y elegante luchador desde la década de los 30 hasta finales de los 60, participante del cartel inaugural de la Arena México, el 27 de abril de 1953, mismo que fue estelarizado por los luchadores del momento, Santo El Enmascarado de Plata y Médico Asesino, quienes enfrentaron a Blue Demon y Rolando Vera.
El inmueble estuvo abarrotado.
Para la apertura, el empresario Salvador Lutteroth, el denominado padre de la lucha libre mexicana, llamó a integrar a la función a lo mejor que había, según el experto en el tema Miguel Ángel Zamora.
Bonales, padre del único medallista olímpico que tiene México en lucha grecorromana, Daniel Aceves Villagrán, era uno de ellos.
También conocido como “La Maravilla Moreliana”, ya tenía una avanzada trayectoria en el pancracio nacional, pues había participado en el cártel inaugural de la Arena Coliseo en 1943, donde enfrentó al luchador actor Lobo Negro.
Bonales, que perteneció a la misma camada de luchadores como los ya mencionados, así como de Tarzán López, Murciélago Velázquez, El Verdugo, Gori Guerrero, Joe Silva y el rudazo Cavernario Galindo, entre otros, era un auténtico luchador de gimnasio, forjado con intensas cargas de trabajo en el deportivo Casino de la Policía, donde daban clases de deportes de combate.
Así las cosas, cuidaba su físico como nadie para estar en forma.
En ese contexto, el galardón fue para el luchador más rápido de México; Felino es integrante de unas de las familias de mayor prestigio luchístico en el país, encabezada por su padre, Pepe Casas, y sus hermanos Negro Casas y Heavy Metal, contando con más de 30 años como luchador profesional.
A su vez, Beristáin tiene 48 años en el pancracio nacional, como luchador y ahora entrenador; debutó, en 1971, con el nombre de Santiago Ayala, después Talismán y, finalmente, el hijo del Gladiador, formando un trío con el Dandy y Fuerza Guerrera; perdió su máscara ante Atlantis.
Por su parte, la Comandante tiene 18 años como luchadora profesional y ha ganado dos veces el Campeonato de Parejas del CMLL; la ruda con más poder y peso del CMLL es todo un referente en Japón; su entrenamiento la ha hecho fría, despiadada y letal, de ahí que no se mida con sus castigos y llaves.
La entrega de la copa se realizó en honor a “La Maravilla Moreliana” y es un reconocimiento a una gran trayectoria en la lucha libre; Blue Panther la recibió en 2009; Negro Casas en 2010; Atlantis en 2011; Último Guerrero en 2014; Volador Jr. y Marcela, en 2017, y Máscara Año 2000, el profesor Tony Salazar y Amapola en 2018.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...