A costa de los Pumas anotación 105 de Gignac con los Tigres

Compartir:

Los Pumas de la UNAM desaprovecharon su mejor momento en el partido, que los Tigres sí hicieron para llevarse la victoria del estadio Olímpico Universitario con gol histórico del francés André-Pierre Gignac.
El delantero galo perforó la meta del club Universidad al minuto 89 y con ello alcanzó su anotación 105 con la playera de los de la UANL para ser el máximo goleador en la historia de la institución felina del norte.
Con el revés, Pumas, que jugó con uno menos por la expulsión del colombiano Jeison Angulo al 71, perdió el invicto y se quedó con seis puntos, mismos a los que llegaron los regiomontanos en la fecha 3 del Torneo Apertura 2019 de la Liga MX.
Pumas sabía que el duelo sería su examen más complicado y como tal lo afrontó en el primer lapso, sin achicarse y con arrojo, pero también con la pelota en los pies, sin dejar que Tigres siquiera pusiera en aprietos al portero Alfredo Saldívar.
En partidos pasados, a los auriazules les costaba la primera mitad, pero ahora fue a la inversa; desde el silbatazo inicial buscó presionar y encerrar a los regios; en su primera llegada, Pablo Barrera, quien por primera vez fue titular en el certamen, perdonó con disparo apenas desviado.
Después, el paraguayo Carlos González, otra vez como único delantero, mandó un remate al poste; luego, el argentino Víctor Malcorra provocó el lance vistoso del guardameta Nahuel Guzmán en lo que, tal vez, ha sido lo mejor de Pumas en la era del técnico español Míchel González.
Sin embargo, contra Tigres, el actual campeón y una de las plantillas más caras del futbol mexicano, había que reflejar el dominio en el marcador para no sufrir y Pumas no lo hizo y lo padeció.
En el arranque del complemento, los pupilos del brasileño Ricardo “Tuca” Ferretti rozaron el gol con cabezazo del chileno Eduardo Vargas que se impactó en el poste contra un vencido Saldívar, y, como se suponía, a los de casa les costaba un poco más acercarse a la meta rival.
La situación empeoró para los capitalinos cuando se fue expulsado, por doble tarjeta amarilla, el lateral colombiano Jeison Angulo al minuto 71, hecho que le hizo llorar.
A Pumas le tocó acomodarse atrás y buscar el error del rival, lo que casi le permite irse al frente cuando se durmió Guido Pizarro en un balón que parecía controlado y que le ganó el paraguayo Juan Iturbe, pero su remate fue atajado por Guzmán; luego, en el tiro de esquina, Luis Quintana quedó a nada del gol.
Tras el descuido atrás, Tigres despertó, se adueñó del esférico y comenzó a generar peligro para abrir el marcador, pero el ecuatoriano Enner Valencia perdonó con testarazo apenas desviado.
Sin ser una aplanadora, los regiomontanos sacaron provecho del hombre más y en una buena jugada de conjunto llegó el 1-0 histórico de Gignac, quien apareció en el momento justo para meter un cabezazo preciso luego de la asistencia de Luis “Chaka” Rodríguez.
Sin tiempo por delante y desmoronado, Pumas careció de reacción; Tigres aguantó con el balón en los pies y, con el tanto para la historia, se llevó el triunfo en el Olímpico Universitario; Gignac superó a Tomás Boy y, de paso, confirmó que Pumas es su víctima preferida al marcarle nueve dianas.
El árbitro del partido fue José Alfredo Peñaloza, quien tuvo un trabajo aceptable; amonestó a los locales Nicolás Freire y Jeison Angulo, más la expulsión al colombiano; Eduardo Vargas, Guido Pizarro y Jair Díaz vieron la amarilla del lado visitante.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...