Vigente la Dinastía Cravioto

Mañanitas y memorable concierto en Acolman, Estado de México; el gran tenor Humberto con sus hijos Marco Antonio, Alfonso, Fernando, Enrique. Humberto y Erika hicieron las delicias de sus seguidores en el marco de las festividades de San Nicolás de Tolentino

Compartir:

Acolman, un pueblo mágico ubicado en el Estado de México, muy cerca de las Pirámides de Teotihuacán, de plácemes por las festividades de San Nicolás de Tolentino.

Este domingo la Dinastía Cravioto, encabezada por el gran tenor Humberto, en punto de las 7 de la mañana le cantó las tradicionales Mañanitas al santo patrono en la Iglesia del pueblo mexiquense.


Luego de terminada la misa dominical, la Dinastía salió al templete de la explanada para cantarle a la gente con música variada, además de que se cantó melodías que pidieron los presentes.

Don Humberto Cravioto y sus hijos Marco Antonio, Alfonso, Fernando, Enrique, Humberto y Erika estuvieron acompañados musicalmente por el Mariachi Santa Cecilia, del señor Salvador Urbina, del Estado de México.

Los pobladores estuvieron felices por el disfrute de un gran recital, de primera calidad, un concierto de altura por parte de la Dinastía Cravioto que sigue vigente en el corazón de los mexicanos por sus grandes interpretaciones.

Dicha Dinastía fue reconocida por la Mayordomía 2018 de San Nicolás de Tolentino, que le otorgó un diploma en donde se le distingue por su valiosa cooperación y dedicación para la realización de estas Festividades en honor al santo patrono de Acolman.

El gran legado de don Humberto Cravioto a sus hijos es la calidad musical que poseen, además de transmitirles el respeto a la música mexicana.

Cabe señalar que Alfonso, Humberto y Marco Antonio forman el concepto Los Cravioto, un grupo de tenores que aunque no cuenta con el apoyo de las grandes compañías discográficas, sí cuentan con el apoyo del público, que se ha encargado de difundir su talento de boca en boca. Ellos están en ‘El Chel’ de Xochimilco los fines de semana por las tardes.

Por su parte Fernando, Enrique y Erika trabajan de forma independiente.

Fernando hace las delicias en el restaurante Enrique, ubicando en la avenida Insurgentes Sur, adelante del restaurante Arroyo, por la salida a Cuernavaca. También en Guadalajara de Noche, en Garibaldi, y en El lugar del Mariachi, en la calle de Genova, en la Zona Rosa.

Enrique complace a sus seguidores en el restaurante El Foro Uno, localizado en Canal de Miramontes. También en Mariscos Charly, en Prolongación División del Norte, pasando la Glorieta de Vaqueritos, y en El Guacamayo, ubicado en avenida Santana, colonia Avante.

Y Erika promociona su última producción  discográfica ‘Mi Bendición’, en donde cifra todas sus esperanzas para alcanzar el éxito soñado, además de que tiene proyectos en puerta que muy pronto se harán realidad para beneplácito de sus seguidores, como La Banda con Estrella.

Es indudable que el tenor don Humberto deja un legado musical en la Dinastía Cravioto para alegría del pueblo mexicano. Honor a quien honor merece. ¡Salud!

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...