Rinden Isabel Pantoja y Viña del Mar homenaje a Juan Gabriel

Compartir:

El Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar y la cantante española Isabel Pantoja rindieron esta noche un sentido homenaje al fallecido ídolo mexicano Juan Gabriel, quien estuvo en cinco oportunidades en el certamen.

Pantoja recibió de los organizadores una Gaviota de Platino, premio “especial y único” que en esta versión sólo recibirá ella y que estaba destinado en forma original a Juan Gabriel, ya que la idea era juntar a ambos en la edición en curso del certamen.

La destacada cantante, tras un espectáculo de más de dos horas y media, señaló muy emocionada, que le pondrá su nombre y el de Juan Gabriel a la estatuilla de platino.

La transmisión de televisión del canal ChileVisión comenzó con la canción “Querida,” interpretada por chilenos en la oficina, en locales comerciales y en la calle, además de Juan Gabriel sobre el escenario de la Quinta Vergara, donde estuvo en 1996, 1997, 1998, 2002 y 2004.

Las imágenes del Divo de Juárez cantando en Viña del Mar emocionaron al público asistente, aunque el clímax estuvo cuando los animadores Rafael Araneda y Carolina de Moras pidieron un minuto de silencio por Juan Gabriel, quien murió en agosto pasado.

“Que este silencio mágico llegue a Hispanoamérica y a los corazones de todo el mundo”, dijo Araneda, quien añadió que “Juan Gabriel demostró que la Quinta Vergara no lo olvida ni lo olvidará nunca”.

A continuación llegó un minuto de silencio como nunca antes se había vivido en el escenario viñamarino, homenaje que fue realizado con emoción por las 15 mil personas asistentes y que finalizó con un gran aplauso y la entonación de “Querida”.

El recuerdo del Divo de Juárez también incluyó la emisión de una entrevista a Juan Gabriel en un aeropuerto donde prometió que regresaría a Viña del Mar, donde siempre recibió su cariño, aclamaciones y los tradicionales trofeos que entrega el público: las antorchas y gaviotas de Plata y Oro.

Luego fue el turno de Isabel Pantoja, amiga íntima de Juan Gabriel, quien subió al escenario con una orquesta conformada por 95 músicos (la gran mayoría chilenos) para realizar la presentación más grande en términos técnicos de la historia del certamen chileno.

Pantoja, que lucía un vestido negro y que fue aclamada de pié por el público de la Quinta Vergara, comenzó su presentación con el tema “Del olvido al no me acuerdo”, de Juan Gabriel, y luego siguió con “Buenos días tristeza” y “Hazme tuya una vez más”.

La cantante española dijo que era un honor estar en el festival viñamarino y dio las “gracias infinitas por darme la oportunidad de, por primera vez en mi vida, poder pisar la Quinta Vergara”.

A continuación cantó “Ese barco velero”, “Te lo pido por favor”, “Te amo” y “Pasó tu tiempo”, tras la cual reprendió a una persona de la primera fila, eventualmente un miembro del jurado o de un canal de televisión, por no prestarle atención cuando estaba cantando.

Pantoja pidió respeto a su presentación y evitar diálogos y ver los teléfonos móviles, lo que fue aplaudido por el público como señal de respaldo a su petición que las personas de la primera fila pusieran atención a su presentación.

Luego vino el tema “Era mi vida él”, tras el cual siguió “Ven a mí otra vez”, la que desató una aclamación a la artista española y la petición que se le entregara la Gaviota de Plata, que recibió en medio de los aplausos y gritos del público.

Muy emocionada, y con lágrimas, dio las gracias a su familia y al público, el que de inmediato pidió la Gaviota de Oro, máximo reconocimiento que entrega la Quinta Vergara y que recibió con sorpresa y con los ojos vidriosos por la emoción.

Ya repuesta, dijo que estaba “muy emocionada, contenta, alegre y muy frágil” y presentó su siguiente canción, “Hasta que se apague el sol”, el que, explicó, es “un poema que me hizo Juan Gabriel. Él mismo le dio título al disco porque lo hizo todo él hace dos años y medio”.

Luego cantó “Pensando en ti”, “Te pareces tanto a mí”, “El moreno” y “Hasta que te conocí”, tema en el medio del cual dijo “¡Arriba Juan Gabriel!, ¡te amamos!”, para luego seguir con “Hoy quiero confesarme”.

Ya casi al cierre fue el turno de “Perdona si te hago llorar”, tema que presentó como la canción que “mi compadre” Juan Gabriel le compuso a ella en 1985, tras lo cual pidió encender los teléfonos móviles “porque esta luz va para él”, lo que se tradujo en que la Quinta Vergara se encendiera por completo con pequeñas luces.

El recital de Pantoja finalizó con el tema “Se me enamora el alma” en medio de los aplausos y gritos del público, el que quería seguir escuchando a la cantante española, sobre todo los temas de Juan Gabriel, quien este miércoles recibió el justo homenaje de un lugar que siempre lo recibió con los brazos abiertos.

Compartir: