Naturalidad y espontaneidad, marca de Sammy y Miguel Luis

Dúo perfecto para una tarde alegre, y sin prejuicios

Compartir:

Con el humor que los caracteriza, Sammy y Miguel Luis visitaron las instalaciones de IMPACTO, llenando de risas el lugar en el que fueron entrevistados.

Su naturalidad y espontaneidad hacen de ellos el dúo perfecto para una tarde alegre, y sin prejuicios.

No cabe duda que “Dios los hace y ellos se juntan”; ambos nacidos en Guanajuato, y con ideales similares, tuvieron que cruzarse uno en la vida del otro para regalarnos, y robarnos, miles de carcajadas.

Al verlos en televisión nos surge la duda y nos preguntamos: ¿Serán personas comunes y corrientes que tienen que ensayar sus personajes para llevar un poco de comicidad a nuestros hogares? Afortunadamente no es así; tanto Sammy como Miguel Luis son, en la vida real, como son en la pantalla.

“Esto es real; no es actuado; así somos”, expresa Sammy.

Su alegría los hace natos y excepcionales; serían muchos los adjetivos calificativos que le daría a este par; sin duda, puedo decir que son excelentes seres humanos.

El tener fama y andar por gran parte del mundo no los ha hecho que pierdan el suelo; su sencillez y humildad las llevan a donde quiera que vayan; tal vez sea por eso que cautivan cada lugar que pisan y que sean tan queridos por la gente.

Si me preguntaran qué viste en Sammy y en Miguel Luis respondería que vi parte de su alma; son pocas las personas que se dejan guiar por Dios y por lo que realmente quieren.

A pesar de que no los habíamos visto hace tiempo en los medios de comunicación, ambos se encontraban trabajando con su empresa, lugar donde se  producen para contrataciones de eventos.

Hoy en día tienen en puerta presentaciones en diferentes puntos de la República Mexicana, y algunas allende nuestras fronteras.

Pero ¿cómo llegaron a los medios y cómo lograron colocarse dentro del gusto de la gente?

Su paso por la fama se dio gracias a que ambos gustaban de ver a los artistas en acción, de ahí que fungieran como extras en series, películas y hasta en cine; decir que toda la vida se dedicaron a esto sería engañarnos; afortunadamente, su andar al estrellato comenzó por los años 90, siendo en el año 2000 cuando llegaron con el actor y productor Eugenio Derbez, en “Derbez en cuando”.

Miguel Luis deseaba entrar al concurso de “Juguemos  a cantar”, siendo ahí donde se hizo fan de varios artistas que en ese momento ya se encontraban triunfando.

Su primer trabajo fue con Roberto Gómez Bolaños, “Chespirito”, y de ahí se siguió de filo, en programas de gran auge en ese tiempo.

Por su parte, Samuel  Pérez, mejor conocido como Sammy, tuvo sus inicios como extra en cine; trabajó con los Almada, “El Comanche” Y “El Borras”, y de ahí se fue a la pantalla chica con “Chespirito” y en “El calabozo” con el “Burro” Van Rankin.

En su familia no hubo nadie que tuviera el gusto por la televisión.

Sammy y Miguel Luis se conocieron y comenzaron a hacer mancuerna con Derbez; su personalidad es única; tuvieron que estudiar algunos temas antes de salir a las calles para entrevistas; su humor es catalogado como “involuntario”; son los únicos que lo han podido hacer hasta estos tiempos, en la CDMX, pues tienen la fortuna de haber nacido con los ya citados dones y de haberse llevado bien desde un principio.

Ambos poseen una memoria extraordinaria; en ese tenor, durante la entrevista recordaron fechas, con días, meses y años exactos; recordaron que la primera escena de Sammy en XHDERBEZ fue con la guapa actriz Sabine Moussier, en un jacuzzi, con el agua tibia;  después de eso comenzaron a salir a las calles con equipo para entrevistar a las personas; como todo nuevo proyecto pensaron que no iba a funcionar, llevándose una sorpresa al alcanzar el rating más alto de esos tiempos, despegando hasta Juegos Olímpicos con Eugenio Derbez y Javier Alarcón.

Así las cosas, no sólo hablamos de trabajo y de futuros proyectos; también salió a la luz el tema del amor; sin abundar en esto, les podemos decir que están solteritos y en busca de la mujer ideal, que les quiera dar descendencia, de ahí que digan no ser exigentes en cuanto a  la persona con la que vayan a estar; sólo buscan amor, confianza y que entiendan su trabajo, pero hasta ahorita “no ha llegado la buena”.

Entre los recuerdos nos nombraron a las personas que han formado parte de su vida sentimental, y quienes no les han pagado nada bien tanto amor.

Han estado juntos por casi 16 años y van para adelante.

Miguel Luis está preparando material discográfico profesional, toda vez que canta y toca el teclado.

Como todo, y en todas las “parejas”, han existido diferencias, pero entre ellos han sido momentáneas, nada que una buena comida no pueda solucionar; “rompemos el turrón”, coinciden.

Así, como si nada, Sammy hizo alusión a “un buen pescado y una buena chela”, recordando que próximamente van a ir a Cancún, donde desean encontrarse con una buena “pescada” o “una buena sirena, guapita y sonriente’.

“Vamos a trabajar en donde nos contraten, Cancún, Estados Unidos, Guatemala; nos estamos internacionalizando”, concluyó Miguel Luis.

Twitter @migueluisammy

Compartir: