Luis Miguel enamora a Puebla con su gira ‘México por siempre’

Minutos después de las 21:00 horas, se apagaron por completo las luces del auditorio, al centro lució una enorme pantalla blanca en la que solo se proyectaba la silueta de perfil del cantante, misma que iba creciendo hasta que apareció Luis Miguel, y con ello el estruendo de ovaciones, gritos y aplausos por parte de los asistentes

Compartir:

Público poblano y de otras entidades cercanas abarrotó el foro Acrópolis de esta ciudad para cumplir una cita con el cantante Luis Miguel, quien presenta su gira “México por siempre”.

Minutos después de las 21:00 horas, se apagaron por completo las luces del auditorio, al centro lució una enorme pantalla blanca en la que solo se proyectaba la silueta de perfil del cantante, misma que iba creciendo hasta que apareció Luis Miguel, y con ello el estruendo de ovaciones, gritos y aplausos por parte de los asistentes.

Con la elegancia que lo caracteriza, Luis Miguel se presentó vestido con un traje y corbata en tono negro y camisa blanca. Su rostro bronceado y peinado impecable.

Su apariencia física soltó un sinfín de comentarios entre los asistentes, desde que se veía más delgado, lucía más cabello, su rostro sin líneas de expresión y un tanto endurecido, hasta la sospecha que no se trataba de la misma persona.

Pero su voz inconfundible hizo desaparecer todos esos comentarios cuando entonó temas que forman parte de su más reciente material discográfico y del cual se desprende el nombre de la gira de presentaciones que han abarrotado el Auditorio Nacional de la Ciudad de México.

“La fiesta del mariachi, “Soy lo prohibido”, “El siete mares”, “Llamarada”, “Deja que salga la luna”, “No me amenaces”, “Que te vaya bonito”, “No discutamos”, fueron algunos de los temas que Luis Miguel ofreció a los asistentes, acompañado de siete músicos, tres coristas y el tradicional mariachi que lo acompaña.

El escenario de cuatro niveles permitió que “El Sol” luciera todo su esplendor en la presentación que duró dos horas y que fue un recorrido musical de temas que van desde la balada, pop, bolero y ranchero, con la interpretación inigualable de Luis Miguel.

“Puebla, espero que disfruten esta noche” fueron los primeros saludos del intérprete de “Ahora te puedes marchar”, quien invitó a los presentes a gozar el concierto, recordar, volverse a enamorar y pasar una velada inigualable.

Después de dos horas de “show” y con una tanda de poco más de 30 canciones, Luis Miguel se despidió de su público, que se puso de pie, con el mismo ánimo que lo recibió; más ovaciones, más aplausos y más alaridos.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...