Leon Bridges seduce a fans en su debut en México

El histrión poco a poco desató el frenesí de sus escuchas con "Bet Ain't Worth The Hand" y "Bad bad new". Previo a esta tercera interpretación saludo a sus fans: "Hello, everybody"

Compartir:

Una nostálgica velada, colmada de blues, soul y música country ofreció anoche el cantante, compositor y productor estadounidense Leon Bridges, en su debut en México.

En punto de las 21:15 horas, Bridges arribó al escenario acompañado de una corista, un tecladista, baterista, bajista, guitarrista y pianista, para interpretar “Smooth Sailin”, tema que de inmediato cautivó a sus fans.

No obstante, el histrión poco a poco desató el frenesí de sus escuchas con “Bet Ain’t Worth The Hand” y “Bad bad new”. Previo a esta tercera interpretación saludo a sus fans: “Hello, everybody”.

Para entonces la atmósfera que se vivía en el Plaza Condesa era mágica, pues su suave voz deleitaba los oídos más exigentes del soul. “Better Man” y “Brown skin girl”, provocaron los aplausos de sus fans, jóvenes entre 25 y 35 años de edad, en su mayoría.

Bridges, considerado la nueva promesa del soul, piso con vigor el escenario mexicano y de manera natural interactuaba con el público, incluso en varias ocasiones les pidió que siguieran la letra con las manos arriba.

“Ana”, “Beyond”, “Shy” y “Forgive you” marcaron la pauta para la anhelada interpretación “Coming Home”, tema que le da nombre a su primer material discográfico y por el cual se dio a conocer al irrumpir las listas de popularidad en Estados Unidos, pues alcanzó el Top 10 en la lista de temas más virales de Spotify.

La magia no terminaba ahí, y es que el originario de Fort Worth, Texas, preparó un nutrido programa, al que incluyó “Mrs”, “Lisa Sawyer”, “If it feels good”, “You don’t know” y “Flowers”, que puso a bailar a sus seguidores.

De acuerdo con la crítica especializada, el sonido de Bridges evoca a grandes figuras de la música como Sam Cooke, Gene Chandler y Marvin Gaye, de ahí que haya sido nombrado “la nueva promesa del soul”.

La genialidad de este cantautor lo ha llevado a pisar escenarios de Europa y Estados Unidos, donde incluso ha ofrecido memorables presentaciones cómo en el festival de cine de Sundance o hacer gira con Sharon Van Etten.

Como era de esperarse, el músico dejó para el final “Twistin” y “River”, está última interpretación fue coreada al unísono por cientos de fans, que a diferencia de otros disfrutaban del concierto sin estar grabando con sus teléfonos celulares.

Y aunque la noche parecía concluir, el histrión hizo lo propio y con la sutileza de su voz sedujo a los presentes con “Pussyfootin” y “Mississippi Kisses”, con lo que concluyó su show en México como parte de su gira por Latinoamérica, donde ya ha visitado Argentina, Brasil y Chile.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...