Lamento que McGowan me vea como adversaria: Meryl Streep

El fin de semana pasado en sus redes sociales McGowan calificó a Streep y a otras mujeres de “hipócritas” por planear vestir de negro en la entrega de los Globos de Oro en protesta contra el acoso sexual

Compartir:

La actriz Meryl Streep lamentó que la actriz y directora Rose McGowan la vea como adversaria “porque las dos estamos, junto a todas las mujeres de nuestro negocio, desafiando al mismo enemigo implacable”.

El fin de semana pasado en sus redes sociales McGowan calificó a Streep y a otras mujeres de “hipócritas” por planear vestir de negro en la entrega de los Globos de Oro en protesta contra el acoso sexual.

“En mi caso no sabía sobre los crímenes del productor Harvey Weinstein”, replicó Streep en una extensa respuesta a la acusación que McGowan le hizo por no hablar sobre el problema del acoso sexual en Hollywood.

McGowan dijo que el silencio de Streep y otros que “felizmente trabajaron para ‘The Pig Monster’ (Harvey Weinstein)” fue el problema.

Rose McGowan afirmó que Weinstein la violó. Otras mujeres han presentado la misma acusación contra Weinstein, quien ha negado “inequívocamente” cualquier sexo no consensual.

“TU SILENCIO es EL problema. Aceptarás un premio falso sin aliento y no afectará ningún cambio real. Desprecio tu hipocresía. Quizás deberían vestir Marchesa”, escribió McGowan en su red social de Twitter,  mensaje que ya retiró.

Marchesa es la línea de ropa diseñada por Georgina Chapman, la esposa distanciada del productor Weinstein.

Sin embargo, Streep, quien ganó el Premio Oscar a la actriz principal en 2012 por interpretar a la ex primera ministra británica Margaret Thatcher en “The Iron Lady”, una película que The Weinstein Company distribuyó y realizó, dijo que nunca conoció sobre la supuesta mala conducta de Weinstein.

Por ello desafió a McGowan y a otras mujeres a entender que todas están en contra del “mismo enemigo implacable: un status quo que desea no debe regresar a los malos viejos tiempos, las viejas formas en que las mujeres eran utilizadas”.

“Quiero hacerle saber a McGowan que no sabía sobre los crímenes de Weinstein, no en la década de 1990 cuando la atacó, o en las décadas siguientes cuando procedió a atacar a otras”, expresó en su comunicado Streep.

“No estaba deliberadamente en silencio. No lo sabía. No apruebo tácitamente la violación. No lo sabía No me gusta que las mujeres jóvenes sean agredidas. No sabía que esto estaba pasando”, subrayó la afamada actriz, tras afirmar que: “No sé dónde vive Harvey ni ha estado en mi casa”.

“Nunca en mi vida fui invitada a su habitación de hotel”, aseguró Streep, tras abundar que “una vez estuve en su oficina para una reunión con Wes Craven para ‘Music of the Heart'” en 1998.

“Harvey Weinstein no era un cineasta; a menudo era un productor, principalmente un vendedor de películas hechas por otras personas”, señaló.

“Pero no todos los actores, actrices y directores que hicieron las películas que distribuyó Weinstein sabían que había abusado de las mujeres, o que violaron a Rose en los años 90, otras mujeres antes y otras después, hasta que nos lo dijeron. No sabíamos que él y sus habilitadores compraron el silencio de las mujeres”, subrayó.

Weinstein “nos necesitaba para no saber esto, porque nuestra asociación con él le traía credibilidad, una habilidad para atraer a mujeres jóvenes y ambiciosas a circunstancias en las que serían lastimadas”, añadió.

“Él me necesitaba mucho más de lo que yo lo necesitaba y se aseguró de que yo no lo supiera”, manifestó Streep para insistir que “Rose y las decenas de otras víctimas de estos hombres poderosos, adinerados y despiadados se enfrentaron a un adversario para quien ganar, a cualquier precio, es el único resultado aceptable”.

“Es por eso que se está reuniendo un fondo de defensa legal para las víctimas al que contribuirán cientos de personas de buen corazón en nuestro negocio, para derribar a los bastardos y ayudar a las víctimas a combatir este flagelo”, puntualizó.

“Rose asumió y transmitió algo falso sobre mí, y yo quería hacerle saber la verdad. A través de amigos que la conocen, recibó el número de teléfono de mi casa, en el momento en que lei los titulares”, anotó.

“Me senté junto a ese teléfono todo el día de ayer y esta mañana, esperando expresar tanto mi profundo respeto por su valentía y la de las demás al exponer a los monstruos entre nosotros, y mi simpatía por el dolor incalculable y continuo que ella sufre”, agregó.

“Nadie puede recuperar lo que Bill O’Reilly, Roger Ailes y Harvey Weinstein tomaron de las mujeres que soportaron ataques a sus cuerpos y su capacidad de ganarse la vida (…) Y yo esperaba que ella me diera oportunidad de hablar y no lo hizo, pero espero que lea esto”, expresó.

“Lamento que ella (McGowan) me vea como un adversario, porque las dos estamos junto a todas las mujeres en nuestro negocio, desafiando al mismo enemigo implacable: un statu quo que desea tanto regresar a los viejos tiempos malos, viejas formas en que las mujeres fueron utilizadas, abusadas y se les negó la entrada a la toma de decisiones, los niveles más altos de la industria”, dijo.

“Ahí es donde se reúnen los encubrimientos. Esas habitaciones deben desinfectarse e integrarse antes de que algo empiece a cambiar”, subrayó.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...